Hoy nos hemos levantado italianos. Esta pasta en particular está buenísima y gusta increíblemente tanto a pequeños como a mayores. Lo bueno es que tienes numerosas recetas de macarrones. Puedes hacerlos gratinados, carbonara, boloñesa, napolitana, con verduras, pollo, champiñones o con gambas. Las recetas son muy variadas en nuestra gastronomía, es una receta que ha estado presente en la mesa de casi todo el mundo pero que cada día se reinventa.  

Ver más...

Un plato de macarrones es una receta sencilla, económica, nutritiva y además muy sabrosa; puedes añadir a la pasta los ingredientes que más te gusten para ir variando su receta como queramos.  La palabra macarrón tiene origen en la palabra italiana maccheroni. La etimología de maccheroni nos lleva a la palabra griega makaria, que es un plato de cebada y avena. Los macarrones están dentro de lo que se conoce como pasta corta y tienen muchísimas formas: tubos, conchas, espirales, arcos, aros y ruedas. ¿Cuáles son tus favoritos?  

Te vamos a dar los mejores consejos para que hagas esta rica pasta con tomate, queso, al horno. ¡Ponte ya el gorro de chef que de un plato tan sencillo vas a hacer arte!  

Además de mirar estas recetas, échale un vistazo al recopilatorio de las riquísimas recetas de ensalada de pasta o recetas con champiñones. Los champis son una de las setas más populares y socorridas en nuestra mesa y todas esos platos te alucinarán porque tienen un sabor y un aspecto muy característico. Lánzate también a mirar las de con carne picada, con atún o recetas rápidas para cuando quieras algo bueno en un plisplás.

Receta destacada

Macarrones a la putanesca

(6)

Si tuviéramos que describir Nápoles con un sabor, este sería una combinación de anchoas, alcaparras y aceitunas negras. Ahora imagina eso mismo en una salsa para pasta. Dicho esto, ¿te apetecen unos macarrones a la putanesca?

Ver Receta...

Ingredientes

  • 400 g de macarrones
  • 1 pastilla de

    Avecrem 100% Natural Pollo

  • 4 dientes de ajo
  • 30 g de anchoa
  • 20 g de alcaparras
  • 50 g de aceitunas negras
  • 500 g de tomate
  • 10 g de albahaca
  • 3 g de pimienta negra
  • 3 g de orégano
  • 60 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

La pasta se puede comer casi de cualquier manera, pero si hay que elegir, ese toque gratinado que se consigue con un poquito de queso o bechamel y un golpe de horno hace que cualquier receta de macarrones se convierta en un plato que no puede pasar desapercibido. Así que… ¡vamos a aprender a hacerlos!  

Uno de estos platos que está delicioso es el de horneados con verduras, ¡irresistible! La de gratinados con bacon también enamora y de la macarrones con espinacas es la mejor forma de hacer que los peques coman verduras. ¡Ni se enterarán!  

Elijas la que elijas, te damos un truco. Antes de hornear la pasta, espolvoréala con queso parmesano rallado. De esta forma obtendrá un gratinado de oro y un sabor delicioso. Es la forma además de que quede una textura crujiente espectacular.  Después de sacarla del horno, deja la bandeja reposar por lo menos  5 minutos antes de servir esta pasta bien calentita. Verás que el queso está derretido y ligeramente gratinado, por lo que ha ido bañando a los macarrones, y junto con la bechamel, da un resultado muy cremoso y delicioso.  

Si no te acabas toda la bandeja, puedes guardar lo restante en la nevera. Se conserva unos 2 días. Hay también quien la congela, aquí pierde un poco pero siempre puedes hacerlo. Si es lo que escoges, luego descongélala a temperatura ambiente y termina con un golpe de calor de pocos en el horno o en el microondas. ¡Y a disfrutar otra vez! 

Las recetas de macarrones con queso están entre las favoritas de muchísima gente. ¿Cuál es tu queso favorito?  Vas a encontrar esta deliciosa pasta con gorgonzola, con queso cabrales… ¡Hay hasta unos macarrones fritos a los 4 quesos! En esta última solo necesitas la pasta, salchichas de leche, un diente de ajo, un poco de albahaca y, por supuesto, queso rallado. Y para ello puedes elegir una mezcla de cuatro quesos que le dará a este plato un toque sabroso y especial.

 A la hora de prepararlos es importante tener en cuenta la cocción de los macarrones, ya que son la base de la receta y si no están bien cocidos pueden arruinar el resultado final. La cocción de este tipo de pasta se debe hacer en una olla grande, porque hay que tener en cuenta que el volumen de los macarrones aumenta considerablemente al cocerse. Y el agua que emplearemos en la cocción debe ser aproximadamente de un litro por cada 100 gramos de pasta, porque entonces se saldrá al echar la pasta y comenzar a cocerse.  

¡Y te damos un truco para que no se te pegue. ¡Atento! Si tienes problemas porque la pasta se te pega al cocerla, solo debes cocer la pasta en agua con sal y dos cucharadas de aceite de oliva. Así, mientras se esté cociendo, no se te pegará en el fondo de la olla. Con un par de cucharadas será suficiente y, el resultado, espectacular. Con estos consejos lograrás que te quede perfecta y deliciosa. ¡Tenlos en cuenta siempre! 

Los macarrones con tomate llevan a todo el mundo a su infancia. ¡Comerlos es una sensación maravillosa! Pero, ¿sabías que puedes hacer recetas fáciles de estas pero luego otras un pelín más elaboradas?  

Por ejemplo, ¿te gustan los tomates secos? ¿Los utilizas en tu cocina? Este tipo de tomates, también conocidos como deshidratados, se obtienen a través de un proceso lento de secado al sol y son muy apreciados en la cocina mediterránea, en especial la italiana, en la que se usan como condimento o guarniciones en diferentes recetas.  

Para poder añadirlo a nuestras comidas primero los tenemos que hidratar cociéndolos en agua unos 5 minutos, para después escurrirlos, secarlos y cubrirlos de aceite de oliva virgen extra en un recipiente. Cuanto más lo dejemos reposar mejor ya que tendrán mucho más sabor para hacer recetas como la de hoy: macarrones con tomate. Además, de la variante en seco de esta hortaliza también se añade una gustosa salsa. ¡Pruébalos!  

Si quieres añadir un extra a esta receta que haga que sea mucho más completa pero igual de deliciosa te recomendamos los macarrones con tomate y butifarra. ¡Ponte el delantal y a cocinar este rico plato!  En este repertorio también encontrarás recetas para hacerlos con tomate y añadiéndole ricas especias. Por ejemplo, con albahaca quedan fenomenales. Aromatiza el plato que da gusto y solo quieres seguir comiendo más y más.  

¿Ya sabes por qué receta te vas a decantar? ¿Cuál es tu favorita? ¡Pruébalas todas y varía cada semana y ya verás cómo te sorprenderán! Además, así no te aburrirás nunca.