crema de zanahorias light

(22)

Esta receta de crema de zanahorias light se cocina en un plis plas y es un acompañamiento perfecto para un plato principal tanto de carne como de pescado, o también para una cena ligera y sabrosa. ¿Te apetece probarla? ¡Pues empezamos!

  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

  • Avecrem Caldo de Pollo

    Con Avecrem, ¡triunfas!

Cómo hacer crema de zanahorias light

  • Empezamos cortando la cebolla: Primero corta ambos cabos de la cebolla, luego córtala por la mitad y quita la capa exterior y cualquier otra capa que esté un poco pocha. Coloca las dos mitades planas encima de la tabla y corta en 4 trozos medianos. Para esta receta no hace falta que te calientes la cabeza con el tipo de corte de la cebolla, solo queremos cortarla en unos trozos más pequeños para facilitar la cocción. Reserva la cebolla cortada. Lava la zanahoria con un poco de agua y corta ambos cabos. Pélala con un pelador de verduras o ralla la piel con un cuchillo afilado. Corta rodajitas finas de zanahoria. Es importante que sean finas para que se cuezan bien y no nos queden crudas. Reserva la zanahoria cortada a rodajas.

  • En una olla, calienta un poco de aceite y sofríe la cebolla a fuego medio. Cuando empiece a tomar un color transparente y una textura blanda, añade las rodajas de zanahoria y sofríe unos minutos más. Mezcla bien para evitar que se peguen al fondo.

  • Añade la pastilla de caldo desmenuzada y remueve bien para eliminar cualquier grumo que pueda formarse. Añade el agua y la leche y deja hervir unos minutos hasta que la zanahoria tenga una textura totalmente blanda. Retira del fuego y tritura con la batidora. Si te gusta la crema con una textura muy fina, este es el momento de pasarla por el colador chino. Pero si no te importa que tenga un poco de textura, te recomendamos no colarla, así te quedarás con toda la fibra de la zanahoria, que es sanísima para ti. Sirve en un tazón y decora con una ramita de perejil.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Crema de zanahorias light

Si no quieres añadir leche a tu receta de crema de zanahorias light, puedes sustituirla por una crema vegetal de soja o de avena, por ejemplo, y la textura final será igual de cremosa que con la leche desnatada. También puedes sustituir la leche por un quesito, este es un truquito muy habitual para las recetas de cremas de verduras.

Truco destacado de la receta
Recetas variadas

Recetas para todos los días de la semana