Crema de calabaza y puerros

(11)

Hoy cocinamos crema de calabaza y puerros, una receta muy sabrosa y suave, gracias a que se le añade nata líquida, yemas de huevo y mantequilla. Además, ¡es ideal para que tus hijos coman verdura!

  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

  • Caldo Casero de Pollo 100% Natural

    100% natural, sabor casero

Información nutricional

  • Energía

    290.95kcal

  • Hidratos

    35.25g

  • Proteínas

    14.68g

  • Grasas

    50.07g

Cómo hacer Crema de calabaza y puerros

  • Primer paso crema de calabaza y puerros

    Empezamos esta receta de crema de calabaza y puerros preparando las verduras. Primero limpiamos los puerros varias veces para eliminar la tierra. Para cortarlos, primero desechamos el extremo de la raíz y también eliminamos cualquier capa externa que esté sucia o podrida. Cortamos el tallo blanco a lo largo y hacia abajo y detenemos el corte justo debajo de las hojas de color verde oscuro. Estas tienen un sabor amargo y una textura desagradable, así que no las vamos a utilizar. Luego, cortamos el tallo de manera longitudinal otra vez y lo troceamos en trocitos pequeños. Ahora cortamos y desechamos ambos extremos de la zanahoria, las pelamos con un pelador o cuchillo fino y las cortamos a rodajas. También pelamos la patata con un pelador o cuchillo y la cortamos a trozos medianos. Y, finalmente, nos ponemos con la calabaza. Te recomendamos que compres calabaza ya cortada en el supermercado. ¿Por qué? Pues porque es una verdura dura y fatigosa de cortar. Si has comprado la calabaza ya cortada y pelada, abre el envase para que respire y simplemente resérvala de momento. Si has comprado la calabaza entera, busca el pelador de verduras y tu cuchillo cebollero, ¡y te contamos cómo hacerlo! Primero corta la calabaza por la mitad con el cuchillo grande, así tendremos una superficie plana para apoyar la calabaza y seguir cortando de manera segura. Quita todas las semillas y filamentos del interior de la calabaza con una cuchara hasta dejar la carne limpia. Ahora que ya tenemos una superficie segura para seguir cortando, pela la piel con un pelador de verduras o con el cuchillo. Si lo haces con el cuchillo, haz cortes de arriba a abajo, empujando la piel hacia la tabla de corte. Corta el cabo de cada lado y ya tendrás toda la carne lista para cortar. Corta en trozos grandes, primero haciendo un par o tres de tiras, y luego cortando estas en cubos. Pon una cazuela con la mantequilla en el fuego y cuando empiece a derretirse añade los puerros, la calabaza, la patata y la zanahoria y deja rehogar.

  • Segundo paso crema de calabaza y puerros

    Después añade el caldo y deja cocer durante 20 minutos a fuego lento. Una vez listo, agrega la nata líquida de cocina. ¡Seguimos!

  • Tercer paso crema de calabaza y puerro

    Luego agrega las dos yemas. Finalmente tritura todo con una batidora y cuela para eliminar los grumos de esta crema. Para darle un toque final, decora los platos con unos taquitos de bacón, pasados por la sartén. ¡Sirve bien caliente! El puerro es una verdura que combina muy bien con otros alimentos en sopas. Ya has visto lo bien que le sienta a la calabaza, así que te recomendamos que pruebes la receta de crema de puerro y pollo. ¡Riquísima!

Valora esta receta

Consejos para cocinar Crema de calabaza y puerros

Si crees que tu crema de calabaza y puerros te ha quedado demasiado líquida, un truco bien sencillo es añadir medio vaso de crema de leche y remover bien la mezcla. De esta manera conseguirás la consistencia que buscas. 

 

alt=
Recetas variadas

Recetas para todos los días de la semana