Recetas Col

2.028 recetas

Cada vez hay más personas que optan por alimentarse saludablemente y consumen grandes cantidades de verduras y frutas. De todas ellas, una de las verduras más populares es la col o repollo, que como muchas otras verduras aporta grandes beneficios.

La col o repollo es una planta comestible de la familia de las brasicáceas, cuyas hojas lisas forman un característico cogollo compacto. También se le conoce como repollo blanco por su característico color verde pálido, para diferenciarla de la col lombarda que también se conoce como repollo morado. Los elogios recibidos por investigadores de todo el mundo por sus propiedades anticancerígenas y antioxidantes han hecho que las coles regresen a los menús cotidianos. Y la globalización y la innovación agraria ha multiplicado la oferta de variedades en el mercado.

Las diferentes variedades se obtuvieron a partir de la especie silvestre, conocida desde hace siglos, mediante cruces y selección para adaptarlas a diferentes condiciones climáticas.

Diferentes tipos de col

Brócoli, berzas, repollo, coliflor, coles de Bruselas, col Lombarda o col Romanesco son todas variedades de Brassica oleracea, un planta comestible de la familia de las brasicáceas o crucíferas, a la que también pertenecen las Brassica rapa, como los grelos, los nabos o el Pak Choi, la Komatsuna mizuna y otras coles que, procedentes de Asia, han arraigado ya en los huertos y algunas verdulerías occidentales.

En unas variedades se comen las hojas – berzas, repollos o mostaza –, en otras se consumen las flores – brócoli o coliflor –, y en alguna lo que ponemos en el plato son los brotes de los tallos, como en el caso de las coles de Bruselas. Quizás los más populares son las coles de Bruselas, coliflor, brócoli, col Lombarda, repollo, col verde rizada o col china por ejemplo, esta última consumida a modo de lechuga en crudo.

Así y desde un punto de vista más global, podemos establecer dos grandes tipos de coles: las coles occidentales y las coles orientales. Las primeras son muy conocidas en España mientras que las segundas poseen todo un potencial por descubrir.

Coles de Bruselas: son una de las variedades más conocidas y consumidas. Lo que se come son las yemas formadas a lo largo del tronco de la planta, con forma de repollos pequeños, habitualmente de color verde, aunque hay también variedades moradas.

Brócoli: ha pasado de ser una verdura desconocida por los españoles a convertirse en una de las más populares en pocas décadas. Es una de las variedades de col más elogiadas en las dos últimas décadas. Tiene unos compuestos bioactivos, los glucosinolatos, que nos protegen del cáncer. Hay variedades de brócoli de diferentes colores que van desde el verde hasta el morado. La mejor época de consumo es entre noviembre y abril. Y para aprovechar sus propiedades, lo mejor es comerlo muy poco cocinado, al vapor o la plancha.

Repollo: las hojas de este tipo de col forman cogollos densos y cerrados. Los hay de diferentes formas, tamaños, colores y texturas. Hay repollos de hoja rizada, como la col Savoy o col de Milán; de hoja lisa y con forma redonda, como la col blanca de hoja lisa y forma plana; picudos como la col corazón de buey y repollos rojos o morados como la col lombarda. Se come tanto crudo, como cocinado, fermentado o en conserva de vinagre. Desde el punto de vista nutricional. Tienen tantas variedades que lo encontraréis a lo largo de todo el año en el mercado.

Col Lombarda: es un repollo morado habitual en los platos de comida tradicional navideña en algunas gastronomías, como la madrileña, y popular también en las cocinas alemana y sueca. Debe su color a la antocina y es una fuente importante de antioxidantes si se consume crudo, por ejemplo, en ensaladas.

Coliflor: al igual que el brócoli, en esta variedad de col lo que comemos es un ramillete de flores alrededor de un eje central que crece en el interior de las hojas. Normalmente es blanca, porque las hojas impiden que la luz del sol llegue a las flores y se produzca clorofila, aunque también hay variedades verdes, moradas o naranjas. Al tratarse de una flor, es una verdura más delicada que otras coles y se mantiene fresca menos tiempo.

Col Romanesco: esta col parece un híbrido entre coliflor y brócoli. Es de color verde y sus ramilletes de flores crecen formando estructuras cónicas. Se suele consumir cocido o al vapor, aunque también se puede utilizar como verdura cruda.

Berzas: se engloban bajo este nombre las variedades de col que no forman cabezas cerradas. Durante siglos fueron la variedad más cultivada y consumida en el sur de Europa, pero hoy su cultivo y consumo está muy centrado en Galicia, Asturias y una parte de Euskadi. En Catalunya pertenece a esta variedad la col del trinxat.

Pak Choi o col china: Su apariencia recuerda a la de la acelga. Es habitual en la gastronomía asiática, ha saltado a muchas cocinas españolas en preparaciones sencillas: al vapor, salteada al wok, en sopas...

Repollo chino: Esta variedad de col oriental recuerda a la lechuga. De hecho se puede usar en crudo, para ensalada, cortado en tiras finitas, aunque también es un ingrediente muy rico en sopas y frito en wok. Y las hojas enteras, blanqueadas, se usan para hacer rollos rellenos.

Es posible consumir la col de muy diversas formas, por lo que su presencia en varios platillos es muy común. No obstante, la col tiene algunas características que seguramente no sabías. Es por ello que a continuación te presentamos algunos datos de este alimento que estamos seguros que te sorprenderán.

Los beneficios de la col para la salud

La col tiene más vitamina C que otras frutas como la naranja. Se puede decir que gramo la col contiene más vitamina C que la naranja, ya que una menor cantidad de dicha verdura aporta más vitamina.

La col también contiene importantes cantidades de ácido alfa-linoléico, el cual se conoce popularmente como omega-3, que es esencial para tener una salud mental óptima. La col también ayuda a reducir el riesgo de padecer diabetes tipo 2 y mejora la salud cardiovascular.

A diferencia de cualquier otra verdura verde, la col contiene una gran cantidad de vitamina A. De hecho, una pequeña cantidad de esta verdura aporta más de lo que una persona necesita diariamente de esta vitamina.

Y aunque no lo creáis, la col contiene más calcio que otros productos como la leche. En comparación con esta última, la col tiene 150 mg de calcio por cada 100 g. De este producto, mientras que la leche solo tiene 125 mg. Así que comer un poco de col es muy bueno para obtener calcio.

Hay un sinfín de recetas con col, como Col lombarda con tropiezos, Paté de col lombarda, Ensalada de caballa con coles de Bruselas, Budín de pan y col, Col con patata, Tortitas de brócoli y zanahoria, Rollitos de conejo con coles de Bruselas o Flan de queso con coliflor.

No dudes más y prepárate una deliciosa ensalada que contenga col. Sin duda, tu cuerpo y tu salud te lo agradecerán enormemente. Si no, prepárala de otras formas. Las opciones son muchas.

Seguro que en esta página encontrarás más de una receta con col que desearás preparar.

Recetas Col

Col con salsa de pescado

  • 20-40
  • 4
  • Fácil
  • Primer plato

Recetas Col

Col con patata

  • 20-40
  • 4
  • Fácil
  • Aperitivos

Recetas Canelones

Canelones con col

  • 20-40
  • 4
  • Fácil
  • Primer plato

Fácil y sana Recetas

Filete de pollo rebozado con col roja

  • 20-40
  • 4
  • Fácil
  • Segundo plato

Recetas Caracoles

Caracoles con jamón

  • > 60
  • 4
  • Media
  • Segundo plato

Recetas Coliflor en Salsa

Coliflor en salsa

  • 20-40
  • 4
  • Media
  • Primer plato

Recetas de Coliflor

Coliflor al curry

  • 10-20
  • 4
  • Fácil
  • Primer plato

Recetas Potaje de Coles

Coles a la molinera

  • 20-40
  • 4
  • Media
  • Primer plato

Recetas Puding

Puding de coliflor y manzana

  • 20-40
  • 4
  • Media
  • Primer plato

Recetas Budin

Budín bicolor

  • 20-40
  • 4
  • Media
  • Primer plato

Recetas Lasaña

Lasaña de pimientos tricolor

  • 40-60
  • 4
  • Fácil
  • Primer plato

Recetas Lasaña

Lasaña con brócoli

  • 40-60
  • 4
  • Fácil
  • Primer plato

Recetas Ñoquis

Ñoquis con brócoli

  • 10-20
  • 4
  • Fácil
  • Primer plato

Recetas Pasta

Pasta con anchoas y brócoli

  • 20-40
  • 4
  • Fácil
  • Primer plato