Cada vez hay más personas que optan por alimentarse saludablemente y consumen grandes cantidades de verduras y frutas. De todas ellas, una de las verduras más populares es la col o repollo, que como muchas otras verduras aporta grandes beneficios.  

Hay un sinfín de recetas con col que están riquísimas. ¡Te damos mil ideas para que estén sabrosas y las coman sin problema hasta los más pequeños!  

Vas a descubrir que existen muchos tipos de col, puedes elegir la que más te guste. En unas variedades se comen las hojas – berzas, repollos o mostaza –, en otras se consumen las flores – brócoli o coliflor –, y en alguna lo que ponemos en el plato son los brotes de los tallos, como en el caso de las coles de Bruselas. Quizás los más populares son las coles de Bruselas, coliflor, brócoli, col Lombarda, repollo, col verde rizada o col china por ejemplo, esta última consumida a modo de lechuga en crudo.  

Ver más...

Así, y desde un punto de vista más global, podemos establecer dos grandes tipos de coles: las coles occidentales y las coles orientales. Las primeras son muy conocidas en España mientras que las segundas poseen todo un potencial por descubrir.  

Además de esta selección de recetas con col que te damos, no te olvides de echarle un vistazo a nuestro recopilatorio de deliciosas recetas saludables, ¡quién dijo que cuidarse no iba de la mano con disfrutar de la comida! Mira también las recetas con lubina, ¡increíbles! Y, por último, te decimos todas las recetas de ensaladas imaginables.

Receta destacada

Col lombarda con tropiezos

(3)

La col lombarda es una gran fuente de antioxidantes naturales. Estas sustancias que encontramos en determinados alimentos estimulan el sistema inmunológico, protegen nuestra salud y nos ayudan a recuperarla en caso de enfermedad. Normalmente la col lombarda se come en crudo. Ver Receta...

Ingredientes

  • 1 col lombarda
  • 3 patatas
  • 500 g de costillas de cerdo en trozos
  • 1 morcilla
  • 4 dientes de ajo
  • 1 chorro de aceite de oliva
  • 1 pizca de sal
  • 1 pastilla de

    Avecrem Caldo de Pollo

  • 1 l de

    Caldo Casero de Verduras 100% Natural

  • 40-60 min
  • Fácil
  • 4 personas

¿Sabes que existen mil maneras de cocinar col? Sí, no solamente hay recetas para cocerla, sino que también hay alternativas buenísimas y originales.  

Sin ir más lejos, en esta sección te proponemos que te prepares unos ricos canelones de col. ¿Suena delicioso, verdad? Cuando de canelones se habla, lo cierto es que el relleno y la salsa son páginas en blanco sobre las que escribir tu propia historia. Mira por ejemplo esta receta de canelones con col. ¿No es original?

Pues bien, es una receta muy fácil y rápida ya que solamente tendremos que preparar el relleno e hidratar las placas de lasaña. Después, forma los canelones y... ¡al horno! tendrás unos deliciosos canelones de col que le encantarán a toda la familia. ¿Te animas a probarlos?  

También te dejarán boquiabierto los rollitos de col rellenos de carne. ¿Los has saboreado alguna vez? Te aseguramos que es un plato que devorará toda la familia.  

Y si los pasteles salados gustan a todo el mundo, el pastel de col con salsa boloñesa que te destacamos no es una excepción. Y es que honestamente la col ostenta una mala fama inmerecida. El particular olor que desprende en la cocción puede ser desagradable para muchos, y si además se sirve hervida junto con las patatas, acentuando su sabor fuerte, resulta un plato poco atractivo. Pero es que hay tropecientas recetas donde ser más originales y donde la col brilla mucho más. ¡Te sorprenderán! Así que, ¿a que ya te hemos convencido para que vayas a la frutería y pongas en marcha estas recetas con col que te lanzamos? 

Recetas con coles de Bruselas

¿Quieres ideas de recetas de coles de bruselas? ¡Te las damos!  

Como hemos explicado antes, existen muchos diferentes tipos de col: repollo, coliflor, coles de bruselas, col lombarda o col romanesco.

Todas estas son variedades de Brassica oleracea, un planta comestible de la familia de las brasicáceas o crucíferas, a la que también pertenecen las Brassica rapa, como los grelos, los nabos o el Pak Choi, la Komatsuna mizuna y otras coles que aunque proceden de Asia ya están arraigadas en los huertos y algunas fruterías occidentales.  

Respecto a las coles de bruselas tienes que saber que son una de las variedades más conocidas y consumidas. Lo que se come son las yemas formadas a lo largo del tronco de la planta, con forma de repollos pequeños, habitualmente de color verde, aunque hay también variedades moradas.  

Entre las recetas de coles de bruselas que puedes encontrar aquí, te destacamos las coles de bruselas rebozadas y las coles de bruselas al estilo oriental. Estas últimas están buenísimas porque tienen un ligero toque fresco y picante al incluir un poco de jengibre y mostaza. Verás que hasta los que no son fans, este sabor les da una gracia muy especial. ¿Te las vas a perder?  Suma esta verdura en tu dieta porque, a diferencia de cualquier otra verdura verde, la col contiene una gran cantidad de vitamina A. De hecho, una pequeña cantidad de esta verdura aporta más de lo que una persona necesita diariamente de esta vitamina. La col también contiene importantes cantidades de ácido alfa-linoléico, el cual se conoce popularmente como omega-3, que es esencial para tener una salud mental óptima. La col también ayuda a reducir el riesgo de padecer diabetes tipo 2 y mejora la salud cardiovascular. 

Recetas de ensaladas de col

Cuando llega el buen tiempo, una forma original de comer la col es en ensaladas.  

No lo dudes y prepárate estas deliciosas recetas de ensalada de col. Sin duda, tu cuerpo y tu salud te lo agradecerán enormemente. Seguro que en esta página encontrarás más de una receta con col que desearás preparar.  Además de esta clase de platos, también te destacamos un perfecto acompañamiento para ensaladas clásicas. ¡Mira la receta de paté de col lombarda, ideal para untar y degustar mientras comes algo fresco!  

La col lombarda es un repollo morado habitual en los platos de comida tradicional navideña en algunas gastronomías, como la madrileña, y popular también en las cocinas alemana y sueca. Debe su color a la antocina y es una fuente importante de antioxidantes si se consume crudo, por ejemplo, en ensaladas. Pero más allá de esto, es perfecta también para hacer el paté que te destacamos.  

También te damos truquitos para que tanto las ensaladas como el paté te salgan deliciosos. Para que el paté tenga la textura de una crema aterciopelada, es fundamental triturar la col lombarda, después de haberla cocinado con el caldo y añadir aceite de oliva virgen extra. Así te quedará brillante y suave.  

Como has podido comprobar, es posible consumir la col de muy diversas formas, por lo que su presencia en varios platillos es muy común. Y es que en todos sus tipos y formas todas las recetas están buenísimas. Como última curiosidades, debes saber que las diferentes variedades se obtuvieron a partir de la especie silvestre, conocida desde hace siglos, mediante cruces y selección para adaptarlas a diferentes condiciones climáticas.