Col lombarda con tropiezos

La col lombarda es una gran fuente de antioxidantes naturales. Estas sustancias que encontramos en determinados alimentos estimulan el sistema inmunológico, protegen nuestra salud y nos ayudan a recuperarla en caso de enfermedad. Normalmente la col lombarda se come en crudo.Ver más...

  • 40-60 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

Información nutricional

  • Energía

    450kcal

  • Hidratos

    38.43g

  • Proteínas

    27.10g

  • Grasas

    19.28g

  • Fibra

    6.98g

Cómo hacer Col lombarda con tropiezos

  • lava y cuece la col

    PASO 1

    Retira el tronco de la col y trocéala. Lávala y escúrrela, y cuécela en una olla con el Caldo Casero de Verduras 100% Natural Gallina Blanca durante 20 minutos. A media cocción, comprueba la sal y rectifica si es necesario.

  • corta la morcilla

    PASO 2

    Escurre, conservando el líquido, y resérvala. Vuelve a poner el líquido en la olla y cuece las costillas de cerdo, las patatas y las morcillas durante 20 minutos más. Después, escúrrelo y reserva los ingredientes por separado.

  • saltea la col

    PASO 3

    En una sartén con aceite, dora los ajos pelados y picados, agrega la col y rehógala. Añade la costilla cocida, las patatas peladas y cortadas en lonchas gruesa, la morcilla y una pastilla de Avecrem Caldo de Pollo desmenuzada. Remueve bien.

  • PASO 4

    Echa un chorro de aceite de oliva por encima y hornea a 180º durante 5 minutos. Ya estará listo para comer.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Col lombarda con tropiezos

La col lombarda es una gran fuente de antioxidantes naturales. Estas sustancias que encontramos en determinados alimentos estimulan el sistema inmunológico, protegen nuestra salud y nos ayudan a recuperarla en caso de enfermedad. Normalmente la col lombarda se come en crudo. Su color morado intenso le da un toque espectacular a las ensaladas.  Pero también queda deliciosa guisada y servida como guarnición, acompañando a platos de carne. En esta receta te proponemos incorporarla en un guiso con costilla de cerdo y morcilla. El resultado es un plato muy completo, que puedes servir sin problema como plato único. Es ideal para los días de frío cuando necesitas algo contundente para entrar en calor. Pruébalo en invierno. ¡Seguro que te sienta la mar de bien!

Truco destacado de la receta
Caldo Casero de Pollo Gallina Blanca

Descubre nuestros Caldos Caseros Gallina Blanca

Comprar online

Su color morado intenso le da un toque espectacular a las ensaladas.  Pero también queda deliciosa guisada y servida como guarnición, acompañando a platos de carne. En esta receta te proponemos incorporarla en un guiso con costilla de cerdo y morcilla. El resultado es un plato muy completo, que puedes servir sin problema como plato único. Es ideal para los días de frío cuando necesitas algo contundente para entrar en calor. Pruébalo en invierno. ¡Seguro que te sienta la mar de bien!

Si quieres ganar tiempo a la hora de preparar esta receta, utiliza la olla a presión para cocer todos los ingredientes. Y, si no te gusta la morcilla, prueba a cambiarla por chorizo o por salchichas. ¡Te quedará un guiso igual de sabroso!