Sofrito para garbanzos

(15)
poster-image

Seguro que has oído hablar de los garbanzos a la riojana, es posible que incluso te hayas animado a preparar este contundente y tradicional plato de la gastronomía española. Unos buenos garbanzos a la riojana piden un riquísimo sofrito, aunque el sofrito que te damos sirve para cualquier receta de garbanzos. Con el truco que te enseñamos, vas a preparar un sofrito de diez para garbanzos. Para hacer un sofrito delicioso para tus garbanzos, es vital que sofríes el ajo, la cebolla y la zanahoria bien picados. Para picar el ajo puedes utilizar el lateral de un cuchillo y una vez lo hayas cortado en cubitos chafalo un poco para de este modo, hacer los trozos aún más pequeños y evitar que se noten tanto en la recta. Cuando tengas estos ingredientes bien picados y hayan pasado diez minutos añade dos cucharadas de Tomate Frito Casero Gallina Blanca y deja que se impregne todo bien. Ahora ya tienes un buen sofrito base que te va a servir para cualquier plato como los garbanzos.

¿Quieres poner en práctica este truco? Lánzate a preparar esta sabrosa receta de garbanzos a la riojana. Como sabrás los garbanzos a la riojana combinan este tipo de legumbre con un elemento derivado del cerdo, en este caso el chorizo. Este plato lo tomaban típicamente los campesinos para aguantar las largas jornadas en el campo. ¿Sabías qué el nombre de este estofado no implica que sea típico de La Rioja? El nombre se debe a que, a los platos hechos con chorizo, se los denomina de esta manera, ya que en La Rioja se elabora un tipo de chorizo que se utiliza mucho para estas recetas tradicionales, pero no quiere decir necesariamente que sean típicas de La Rioja como tal.

Si te has quedado con ganas de conocer más recetas puedes echarle un ojo a esta de guiso marinero u otras de garbanzos con arroz y verduras o garbanzos con pulpo para los amantes del pescado. Las recetas con garbanzos son geniales para dejar preparadas el día anterior y tenerlas como opción de tupper, por ejemplo, ya que son muy fáciles de calentar y quedan genial reposadas. ¡Así que ya sabes qué hacer si tienes que preparar un tupper para mañana! Esperemos que te animes y que nos cuentes qué tal.

Valora este truco