Potaje de garbanzos

Potaje de garbanzos

(24)
  • > 60 min
  • Fácil
  • 4 personas

Aprende a cocinar un delicioso potaje de garbanzos. Los potajes elaborados con legumbres son el plato ideal para calentar el cuerpo en los días fríos de invierno. En esta receta te proponemos elaborar uno de los potajes más tradicionales de nuestra gastronomía: un potaje de garbanzos con morcilla y chorizo. ¡A todos nos encanta! 

Para elaborar este potaje de garbanzos a la antigua, si utilizas ingredientes de calidad, el resultado será un guiso de cuchara espectacular, que podrás servir perfectamente como plato único. Lo mejor es que se trata de una receta fácil y sencilla que tiene muchísimo sabor, con lo que seguro que te la piden mucho y se convierte en un plato recurrente en casa.  

En función de nuestro gusto o el de nuestros comensales, los podemos preparar con diferentes tipos de legumbres (lentejas, alubias, garbanzos…), acompañadas con panceta, chorizo, tocino, bacalao… ¡Las posibilidades son infinitas! ¿Quieres ver otras recetas de potajes con verduras? Prueba a hacer un potaje de garbanzos con acelgas. Recuerda también que este tipo de guisos quedan deliciosos si los preparas de un día para otro, lo que la convierte en una receta para comidas y almuerzos perfecta para preparar cuando tienes tiempo y guardarla.  

Por último, cocinar potaje de garbanzos no tiene ningún misterio, y menos con los trucos que te compartimos a continuación. Así que no importa si no tienes mucha experiencia en la cocina. Esta receta es apta para todos los comensales ¡pero también para todos los cocineros! ¡Buen provecho y manos a la obra! 

 

Ingredientes para Potaje de garbanzos

Cómo hacer Potaje de garbanzos

  • Pon los garbanzos en remojo durante 12 horas.

    ¡La preparación de esta receta de potaje de garbanzos empieza el día antes! Si alguna vez has cocinado legumbres, sabrás que requieren de un proceso de hidratación previo. En el caso de los garbanzos, lo que tienes que hacer es poner los garbanzos en remojo en un recipiente con agua durante un periodo de 12 horas. Esto ayudará a ablandarlos y acelerar su proceso de cocción el día siguiente.  

  • Cuando tengas las verduras asadas, pélalas y colócalas en una olla con los garbanzos escurridos, el Caldo Casero de Pollo 100% Natural Gallina Blanca, los dientes de ajo, las patatas peladas y cortada

    ¡Vamos a cocinar este delicioso potaje de garbanzos! Antes de empezar, precalienta el horno a 200 ºC. Una vez lavadas, coloca las verduras (pimiento, tomate y cebolla) en una bandeja apta para horno y déjalas cocer durante 20 minutos a 200 ºC hasta que estén asadas y su piel se haya arrugado ligeramente. 

  • on la olla al fuego y, cuando empiece a hervir, baja el fuego al mínimo y déjalo cocer durante aproximadamente 45 minutos

    Una vez asadas las verduras, retírales la piel y córtalas en trozos medianos. ¡Cuidado no te quemes! Este paso también lo puedes hacer previamente, e incluso guardarte algunas de las verduras asadas para otro momento o para elaborar otra receta. ¡Esta receta es perfecta para aprovechar el tiempo! 

  • En una olla grande, coloca los garbanzos escurridos, las verduras asadas troceadas, el Caldo Casero de Pollo 100% Natural Gallina Blanca, los dientes de ajo picados, las patatas peladas y cortadas, y añade 1 pastilla de Avecrem Dúo Legumbres Estofadas. 

  • Coloca la olla en la cocina y enciende el fuego a temperatura alta. 

    Cuando el contenido comience a hervir, reduce la temperatura del fuego a la mínima potencia posible. Deja cocinar la mezcla durante aproximadamente 45 minutos. El tiempo puede variar según la calidad de los garbanzos, así que asegúrate de que estén tiernos al morderlos. 

  • Incorpora el chorizo y la morcilla a la olla. Permite que la preparación siga cociendo a fuego bajo durante 5 minutos adicionales. Esto permitirá que los sabores se integren y enriquezcan el potaje. Cuando hayan pasado los 5 minutos y la mezcla se haya homogeneizado, puedes apagar el fuego y retirar la olla. ¡Seguro que huele que alimenta! 

  • Cuando lo tengas todo listo, puedes servir el potaje caliente en platos individuales y disfrutar de este delicioso plato tradicional. Sin embargo, como te comentábamos antes, este tipo de receta de guiso es perfecta para comer al día siguiente, así que puedes cocinar de más y gardarlo, o bien guardar todo tu potaje de garbanzos para el día siguiente. ¡Lo que tú prefieras! 

  • Siguiendo estos pasos, podrás preparar un sabroso potaje de garbanzos con verduras y embutidos. Descubre más recetas con garbanzos y vuélvete todo un experto preparando platos de cuchara.  ¡Saca el delantal y explora las posiblidades! 

Valora esta receta

Consejos para cocinar Potaje de garbanzos

El Truco: prepara el potaje más rápidamente 

Ya has visto que la preparación de un potaje de garbanzos es más sencilla de lo que parece.  Además, como te comentábamos al principio, se trata de un tipo de guiso que todavía está más bueno de un día para otro, con lo cual, puedes prepararlo cuando tengas tiempo y guardarlo.   

Sin embargo, si algún día vas justo de tiempo o quieres ir a lo práctico, puedes preparar este potaje con garbanzos cocidos. Te quedará igual de delicioso y tardarás mucho menos en tenerlo a punto. Descubre más recetas fáciles y sorprende a tus comensales con tu habilidad en la cocina. ¡Cocinar recetas deliciosas con pocos ingredientes y poco tiempo también es posible! 

 

 

alt=

Únete a la comunidad de Gallina Blanca

Rellena este formulario y recibe en tu correo electrónico ideas de recetas para tus menús diarios, novedades de productos, promociones, contenidos exclusivos y mucho más. ¡No te pierdas nada!

 

 

 

*Campos obligatorios