Para empezar, queremos proponeros una receta que seguro que os suena familiar: La vichyssoise. La vichyssoise no es solo para el verano, ¡es ideal para todo el año! Prueba esta nueva versión sencilla y sana que hemos preparado para ti de la clásica vichyssoise francesa. ¡Spoiler: se toma caliente! Para empezar a preparar esta vichyssoise de invierno, lavamos y cortamos las verduras que vamos a añadir.

Ver más...

Primero desechamos las partes del puerro que no vamos a usar, el cabo y toda la parte verde del tallo. Córtalos por la mitad a lo largo del puerro, así los podremos poner planos sobre la mesa de corte y seguir cortando con más seguridad. Corta las cuatro mitades de puerro en cortes finos, de menos de 1 centímetro y reserva.
Ahora corta el calabacín pelado por la mitad para que te queden dos piezas más pequeñas, corta estas en cuartos y corta la parte central, la que tiene las pepitas. Desecha las pepitas y corta en trocitos pequeñitos el resto del calabacín.

Seguimos con las patatas: Pélalas y cháscalas en trozos no muy grandes desgajando los trozos de patata con el cuchillo. Cuando las cortamos así, en lugar de hacerlo con cortes limpios, conseguimos que todo el almidón de la patata salga y espese nuestra vichyssoise. Calienta el aceite de oliva virgen extra en una cazuela y empieza a rehogar el puerro, el calabacín y las patatas.

Sigue rehogando hasta que las patatas estén ligeramente blandas, y luego cubre con el agua justo por encima del nivel de las verduras. Deja cocer a fuego medio, y cuando empiece a hervir, añade la pastilla de Avecrem Vegetal desmenuzándola para evitar que aparezcan grumos.
Cuando todas las verduras estén cocidas y blandas, retira del fuego y tritura con el túrmix hasta que tenga una textura fina. Añade el resto del aceite de oliva virgen extra y sigue triturando hasta que se incorpore totalmente en la mezcla de verduras y la textura de la sopa sea de nuestro gusto. ¡Buen provecho!
 

Receta destacada

Vichyssoise de invierno

(10)

La vichyssoise no es solo para el verano, ¡es ideal para todo el año! Prueba esta nueva versión sencilla y sana que hemos preparado para ti de la clásica vichyssoise francesa. ¡Spoiler: se toma caliente!

Ver Receta...

Ingredientes

  • 1 pastilla de

    Avecrem Vegetal

  • 2 puerros
  • 2 calabacines
  • 1 patata blanca
  • 500 ml de agua
  • 40 ml de aceite de oliva virgen extra
  • picatostes (opcional)
  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas
Vichyssoise de invierno con producto

Comidas de Invierno

A veces cuando llegamos a casa exhaustos de estar todo el día de un lado a otro, no sabemos qué cocinar y acabamos comiendo cualquier cosa. Para evitarlo y seguir con unos hábitos saludables te recomendamos la receta de hortalizas de invierno al horno.

Lava y pela la zanahoria y córtala en rodajas gruesas. Limpia también la coliflor y el brócoli. Pon a hervir una cazuela con el caldo. Añade las verduras y deja que hiervan hasta que estén al dente (un puntito crudas).
Cuela las verduras y enfríalas bajo un chorro de agua. A continuación, colócalas en una fuente de horno, añade un chorrito de aceite de oliva, un poco de sal y pimienta blanca y Avecrem al gusto. Espolvorea por encima el queso emmental rallado. Deja cocer las verduras en el horno 5 min a 180 ºC para que se gratinen un poco y sírvelas muy calientes.

Si eres más de pasta también tenemos recetas para ti. Ahora te presentamos una de espaguetis con salsa de verduras. Pela la chirivía. Córtala a dados y ponla a rehogar a fuego lento en una cazuela con un chorrito de aceite de oliva y una nuez de mantequilla.

Mientras la chirivía se cuece, limpia la coliflor: separa sus flores y elimina su tallo. Córtalas a trozos regulares similares a los de la chirivía. Añádelos a la cazuela y déjalos rehogar.
Entretanto, pela las alcachofas: elimínales las hojas exteriores y deja solo limpio su corazón. Recuerda que deberás quitarle la fibra que tiene en su interior con la ayuda de un cuchillo o una cucharilla. Córtalas a cuartos y ponlas a rehogar en la cazuela.

Cuando las verduras estén blandas, mójalas con el caldo Gallina Blanca y deja hervir el conjunto unos minutos. Tritura bien la salsa, rectifícala de sal y cuélala.
Hierve los espaguetis en una cazuela con agua abundante, una pizca de sal y la pastilla Avecrem. Escúrrelos cuando estén al dente y mézclalos con la salsa.

Cenas Ligeras de Invierno

Este abadejo a la plancha con una salsa bien rica y acompañado de unas verduritas es todo lo que necesitas para alegrarte hoy. ¿Y sabes qué? Se prepara rapidísimo.

Para empezar, dejamos listas las verduras. Pela la zanahoria y córtala a bastones porque queremos que queden alargados. Corta, también en forma de bastones, los ajos tiernos y el calabacín. El calabacín no hace falta que lo pelees, con la piel está de rechupete. A los espárragos verdes quítales la parte dura de abajo y dales un agua. Con esto, ya estaría.

Pon un chorrito de aceite de oliva en una sartén. Echa, en este orden, los ajos tiernos y la zanahoria. Dale vueltas y deja que se sofrían un poco. Después, incorpora los espárragos y el calabacín. Termina de sofreír.
¡Vamos a por la salsa! En una cazuela, pon a calentar aceite. Echa el ajo bien picadito y después el perejil, también bien picado. Cuando el aceite haya cogido sabor, sumar un poco de vino blanco. Cuando hierva, desmenuza la pastilla de Avecrem. Dale vueltas hasta que se mezcle todo y quede la consistencia de una salsa.

Le tocó el turno a nuestro protagonista: el abadejo. Para hacerlo a la plancha, coloca los filetes en la plancha. Deja que se haga de un lado y luego dales la vuelta. Al darles la vuelta, echa por encima la deliciosa salsa de ajo y perejil. Apaga el fuego y... ¡listo! Ya tienes tu abadejo a la plancha. Sírvelo con las verduritas que hemos preparado. Un consejo: acuérdate de coger un poco de pan. ¡Vas a querer untar lo que quede de salsa! Si te has quedado con hambre puedes mirar estas recetas de cocidos y unos ricos callos.

Para empezar, te propinemos una sencilla pero deliciosa crema de brócoli. En una olla grande llena de agua, hierve las patatas enteras. Mientras tanto, limpia el brócoli, cortado en trozos y dóralo con una cucharada de aceite de oliva.

Después de unos minutos, deja de lado algunos trozos, ya que servirán para la decoración del plato; a continuación, añade el caldo y cocina a fuego lento durante 15 minutos.
Cuando esté terminando de cocerse, mezcla el brócoli con las patatas, después de haberlas pelado y cortado. Mezcla bien hasta que quede cremoso; agrega los trozos que has reservado y sirve con un chorrito de aceite de oliva.

Si eres más de sopas, te recomendamos que te animes con una sopa de puchero. Para empezar, vamos a dejar las verduras cortadas. Una vez las tenemos cortadas, ponemos a calentar aceite en una olla. Empieza por sofreír un poco la cebolla y añade el puerro. Dale algunas vueltas con una cuchara de madera. Cuando se hayan hecho un poco, echa la rama de apio y cubre con caldo nuestros ingredientes.

Al hervir, añade las zanahorias, los nabos y las patatas. Déjalo durante 10 minutos. Es en este momento cuando los sabores se van a ir soltando. Pasados los 10 minutos, vamos a incorporar el pollo cortado a dados. Luego, echa los fideos. Vamos a dejar que se hagan manteniendo la temperatura a fuego medio. Mientras se cuecen, suma unas hojitas de menta, quedan espectaculares. Mezcla todo con la cuchara de madera y espera a que los fideos se hinchen. Cuando estén listos, ¡lo tienes! Esperemos que hayas disfrutado estas recetas de invierno, si quieres conocer más recetas con de platos con lentejas o recetas para coliflor, puedes pinchar aquí.