Sopa de trucha

¿Te gusta la sopa de ajos? ¿Qué te parece si le añadimos unos lomos de trucha? La sopa de trucha es un plato muy típico en la provincia de León, y que tiene como base la sopa de ajo a la que se le añade este rico pescado junto a unas rebanadas de pan de hogaza.Ver más...

  • 20-40 min
  • Media
  • 4 personas
Sopa de trucha

Ingredientes

  • Caldo Casero de Pescado 100% Natural

    100% natural, sabor casero

Cómo hacer Sopa de trucha

  • PASO 1

    Calienta el aceite en una cazuela mientras lavas las hortalizas. Incorpora los ajos laminados, y el pimiento, las guindillas y la cebolla picados muy fino. Rehoga durante 5 min. A continuación, incorpora el pimentón y la harina y vierte el agua poco a poco, removiendo para que no se pegue y amargue. Añade el laurel y el Caldo Casero de Pescado 100% Natural y deja cocer a fuego lento durante 20 min.

  • PASO 2

    Limpia y corta cada trucha en 3 trozos, sálalas y ponlas en la cazuela. Deja hervir a fuego medio durante 5 min.

  • PASO 3

    En una cazuela de barro coloca las rebanadas de pan de hogaza cortadas finas. Vierte encima el caldo, añade el pescado y pon en el fuego hasta que hierva 5 min y deja reposar otros 5 min.

  • PASO 4

    Sirve en cuencos de barro.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Sopa de trucha

El Truco: comprueba la frescura del pescado

En cualquier receta es muy importante que el pescado sea fresco para poderlo disfrutar al máximo. Para comprobar la frescura, en este caso de la trucha, y de un solo vistazo tan solo fíjate en si tiene el ojo brillante y nítido, y las agallas de color rojo intenso. Si no es así y además al presionar con los dedos queda marca en su cuerpo el pescado no es fresco. 

Truco destacado de la receta
Caldo Casero de Pollo Gallina Blanca

Descubre nuestros Caldos Caseros Gallina Blanca

Comprar online

No necesita más ingredientes que estos. Como puedes comprobar es un plato humilde pero de sabor sin igual que de bien seguro empiezas a incorporar a tus comidas del día a día.

Además, es súper sencillo de hacer. Tan fácil como rehogar los ajos, el pimiento, las guindillas y la cebolla, para después añadir el pimentón, la harina y el laurel. Todo esto se cuece en un buen caldo de pescado y después se incorporan los trozos de trucha. Este plato se sirve en cazuelas de barro, y sobre el pan se vierte el caldo y el pescado. ¡Para chuparse los dedos!

 

Y si prefieres cocinar la sopa de ajos sin ningún ingrediente adicional, te recomendamos esta receta extremadamente sabrosa, económica y perfecta para combatir los días más fríos de año.