potaje de lentejas gaditano

(59)
  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes para potaje de lentejas gaditano

Cómo hacer potaje de lentejas gaditano

  • Hoy vamos a enseñarte como hacer un buen potaje de lentejas al estilo andaluz, para empezar si optas por usar lentejas pardinas, no hará falta que la pongas en remojo la noche anterior. Pero si te sugerimos que las laves bien y le escurras en un colador. A continuación, es momento de pelar la cebolla, los ajos y el tomate, pero no los cortes, déjalos enteros. Cuando lo hayas hecho, lava el pimiento y retírale las semillas y corta en 4 trozos. Coloca las lentejas en una olla y cúbrelas con agua, añade la cebolla, los ajos, el tomate, el laurel, el tocino y el chorizo previamente pinchado por un tenedor para que se haga bien. Lleva al fuego medio-alto durante 35 minutos, moviendo ocasionalmente con una cuchara de madera. Para los platos como el potaje te recomendamos que lo hagas con una cuchara de madera, ya que hará que se integren bien los alimentos sin romperlos. Mientras estos ingredientes se van cocinando, pela la patata y la zanahoria y procede a cortarla en cuadrados pequeños. Cuando hayan pasado unos 35 minutos incorpora la patata y la zanahoria al guiso y remueve.

  • Cuando notes que las lentejas estén tiernas y las verduras cocidas, retira el tomate, el pimiento, los ajos y la cebolla y tritúralos en la batidora. Saca el chorizo y rebánalo. A continuación, vuelve a echar los condimentos al guiso y el chorizo picado que ahora habrás picado. Y ya casi estamos, ahora es momento de sazonar con el pimentón dulce y la sal y deja que se cocine todo unos 5 minutos más para que se integren los sabores. Cuando hayan transcurrido estos 5 minutos, podrás apartar el potaje del fuego y ya tendrás tu receta andaluza lista para servir bien calentita. Puedes hacerlo tal cual o acompañar el potaje de un poco de arroz. Acábalo de sazonar todo con una cucharadita de aceite de oliva en cada plato y a comer. ¡Qué aproveche! Ahora que ya sabes cómo hacer una deliciosa receta de potaje de lentejas queremos hacer un poco de historia. El potaje nació para sustituir al preciado cocido durante las jornadas de abstinencia impuestas por la Iglesia. Así que durante muchos años fue un plato no muy querido por la población, ya que recordaba a esos días que no podían comer carne.

  • Posteriormente, es cierto, que se le incorporaron embutidos y ya cambió su significado, pero en su origen, el potaje era un alimento de abstinencia. En esa época en las pensiones y hostales se ponían creativos para poder ofrecer un menú sin carne que se pudiera comer en cuaresma y de estas invenciones nació el potaje. Había hostales que incluso colgaban el cartel de cerrado por vigilia para evitar las iras de unos clientes hartos de comer potaje. La Iglesia obligaba a renunciar a la carne durante los días de abstinencia, días que eran bastantes, ya que incluía por ejemplo todos los viernes del año. Además, hacer ayuno y tomar solo una única comida al día, reforzaba la abstinencia en ciertas fechas como solemnes: Miércoles de Ceniza, Viernes y Sábado Santo.

Valora esta receta
Recetas variadas

Recetas para todos los días de la semana