Potaje de bacalao

Potaje de bacalao

(14)
  • 40-60 min
  • Fácil
  • 4 personas

¿Has oído hablar de la receta de potaje de bacalao? Muchas veces, cuando tenemos que hacer recetas con legumbres, nos quedamos faltos de ideas y terminamos cayendo en el mismo tipo de receta de potaje. Siempre acompañamos las legumbres con carnes y verduras pero, ¿y si lo acompañamos de pescado? Este es el caso que te traemos hoy en este potaje de bacalao en el que combinamos los garbanzos con el pescado. ¿Quieres saber cómo se hace el potaje de bacalao? ¡Sigue leyendo! 

El bacalao es uno de los pescados más sabrosos que nos puede dar el mar y, además, cuenta con la particularidad de que si se somete a la salazón pierde toda la grasa típica de los pescados blancos y aumenta su contenido de proteínas hasta igualarse al salmón; ¡con menos grasa! 

Por lo tanto, esta receta de potaje de bacalao y garbanzos no sólo es sana debido a que lleva un pescado con alto contenido en proteínas con un bajísimo porcentaje de grasa, sino que también tiene muchísimo sabor. Además, lo puedes acompañar de cualquier verdura de hoja verde. Nosotros te recomendamos el repollo que, con su ligero sabor anisado, queda genial en las recetas familiares como esta. Sin embargo puedes añadirle acelgas, espinacas…¡quedará bien con multitud de verduras! Descúbrelo con esta receta de potaje de garbanzos con espinacas y bacalao

Este tipo de recetas son muy típicas de los días de Semana Santa en los que los fieles católicos llevan a cabo la abstinencia, esto es, no comen carne los viernes del periodo de Cuaresma. Sin embargo, este delicioso potaje de bacalao andaluz puede comerse cualquier día del año, ya que no tiene por qué estar atado a ninguna norma religiosa. Así que ya sabes, ¡con esta receta de potaje de bacalao podrás caer en la tentación sin problemas! 

Con la dosis justa de proteína, los hidratos de los garbanzos y todo el sabor de un buen potaje, ¡este guiso de garbanzos y bacalao va a terminar siendo un plato inolvidable para tu paladar! 

Ingredientes para Potaje de bacalao

Cómo hacer Potaje de bacalao

  • ¿Cómo se hace el potaje de bacalao? Para comenzar con esta receta de potaje con bacalao andaluz, necesitarás una cazuela ligeramente grande donde quepa toda la mezcla y se pueda cocinar las legumbres, las verduras y el pescado con un calor envolvente. ¿La tienes? Comienza a sofreír el ajo, la cebolla y el puerro ligeramente, a fuego medio y removiendo suavemente, para cocinarlos sin que cojan excesivo color... ¡No estamos haciendo una salsa! 

  • A media cocción de estas tres verduras añade la zanahoria y sigue cocinando las verduras. Cuando la zanahoria esté algo más tierna, añade el repollo, los garbanzos y las patatas chascadas. En este momento, vas a darles un golpe de calor y a dejar que se cocinen un poquito. ¿Listo? Cubre con agua todos los ingredientes de tu potaje de bacalao, y pon una tapa que cierre la cazuela e impida que los aromas se evaporen. ¡Queremos mantener toda la esencia de estos deliciosos alimentos! 

  • El tercer paso para cocinar potaje de bacalao es la paciencia. Deja que todos los sabores de las verduras se concentren en la cazuela y, pasados 10 minutos, añade el pimentón y desmenuza una pastilla de Avecrem Caldo de Pescado en la cazuela. Vuelve a taparla y, de nuevo, dale un tiempo al puchero. Deja que se vayan cocinando todos los ingredientes y gestando su delicioso sabor a fuego lento. Como todo, necesita su tiempo, no te impacientes y verás qué bien te queda tu potaje de bacalao. 

  • Lo que nos marcará cuando esté cocinado nuestro potaje de bacalao son las patatas. Mientras esté cocinándose, ve comprobando si las patatas ya están cocidas. Para eso, pincha las patatas con un cuchillo y si puedes atravesarla sin que se pierda la forma, están listas. ¡Eso significa que es el momento de añadir el bacalao! Incorpóralo a la mezcla y déjalo reposar un momento para que se absorba junto al resto de sabores. ¿A qué huele genial? ¡Ya tienes tu potaje de bacalao listo! Como con todo potaje, siempre es más gustoso el día siguiente, así que puedes cocinarlo el día antes. Y si no te puedes esperar, no te preocupes, ¡estará riquísimo de todas formas! 

Valora esta receta

Consejos para cocinar Potaje de bacalao

Las recetas con bacalao tienen bastante truco. En el caso de la receta de potaje de bacalao, si no usas bacalao fresco, y optas por migas de bacalao en salazón, tendrás que llevar a cabo el proceso de desalar el bacalao.  

Para ello, si son migas, sólo necesitarás 30 minutos de remojo en agua muy fría para limpiar el exceso de sal del pescado. Sin embargo, si optas por otras partes del bacalao, como los filetes, el tiempo de remojo se incrementa. En el caso de los filetes, serían 36 horas con recambios de agua cada 6 horas. 

Por último, pero no por ello menos importante, deberás vigilar mucho el tiempo que pasa el bacalao cocinándose, ya que si te pasas su textura cambiará. Se secará y se volverá astilloso. Al final de esta receta, ¡menos es más!

Truco destacado de la receta

Únete a la comunidad de Gallina Blanca

Rellena este formulario y recibe en tu correo electrónico ideas de recetas para tus menús diarios, novedades de productos, promociones, contenidos exclusivos y mucho más. ¡No te pierdas nada!

Y ahora, al registrarte consigue este lote de productos.

Consulta las bases legales de la promoción aquí.
 

 

 

*Campos obligatorios