¿Cómo quitar sal al bacalao ya frito?

Una solución práctica es utilizar patatas. Cuécelas en una olla (sin sal) y, cuando se puedan pelar bien, pícalas en cuadraditos. A continuación, colócalas junto al bacalao (e incluso sobre él) y éstas absorberán la sal. Posteriormente, a la hora de servir, puedes retirar las patatas y colocarlas a tu gusto en el plato. E importante, recuerda: la próxima vez que cocines bacalao, te recomendamos dejarlo en agua durante dos días para que pierda la sal.Preparación: