Sopa de cebolla francesa

Sopa de cebolla francesa

(4)
  • 40-60 min
  • Media
  • 4 personas

La receta de sopa de cebolla francesa es tradicionalmente exquisita, una de esas que no pueden faltar en cualquier recetario que se precie. Prepárate para quitarte el frío de encima y llenarte de glamour francés con una receta de sopa simple y elegante.  

La sopa de cebolla es originalmente francesa, datada del siglo XVIII en París. Esta receta de sopa se popularizó gracias a su sencillez, pero intensidad de sabor. Un equilibrio que pocos ingredientes consiguen, pero la cebolla no decepciona.  

Si bien es cierto que la cebolla tiene sus apasionados fans, y sus grandes detractores, esta receta de sopa de cebolla francesa tiene la capacidad de convertir estos últimos en amantes de la cebolla. ¡Así de rica es! 

Hoy vamos a repasar cómo hacer sopa de cebolla francesa para conseguir sacarle el mejor sabor, pero también sus propiedades. La cebolla es un ingrediente clave en muchísimas gastronomías, y no es casualidad, pues es esencial para nuestra salud. Precisamente por ello, esta receta de sopa de cebolla es un superalimento con el que complacer a todos tus comensales, especialmente en los meses más fríos. Y si te animas, también te encantará la receta de sopa de cebolla con fideos finos.  

La cebolla tiene propiedades antibacterianas, antifúngicas, analgésicas, expectorantes… Una gran cantidad de beneficios para nuestra salud, que encima podemos adquirir a través de una deliciosa receta de sopa. ¿Cómo no vamos a adorar esta receta? Además, en la receta que te traemos hoy, la sopa de cebolla francesa está gratinada con queso encima. ¡Qué más se puede pedir! 

¡Ah! Y no te lo pierdas, también puedes preparar sopa de cebolla francesa en tu thermomix en un periquete. ¿Todo listo? Aprendemos cómo cocinar sopa de cebolla francesa y a sacarle el máximo partido a la cebolla en un plato sencillo y exquisito. ¡Vamos allá! 

Ingredientes para Sopa de cebolla francesa

Cómo hacer Sopa de cebolla francesa

  • Cómo preparar Sopa de cebolla francesa - Paso 1

    Para empezar a preparar esta receta de sopa de cebolla francesa nos ponemos a cortar las cebollas en una juliana fina. Te recomendamos usar un tipo dulce para esta receta, como la de Figueres, por ejemplo, ya que su sabor tendrá un gran protagonismo en el resultado final y puede variar mucho según el tipo de cebolla que usemos. Corta ambos cabos de la cebolla para poder colocarla plana encima de la mesa de corte. Córtala por la mitad y pela la primera capa, la que ha estado en contacto con el exterior. Cuando ya tengas cortados todos los cabos y capas externas, coloca las mitades encima de la tabla y córtalas de forma longitudinal. 

  • Cómo preparar Sopa de cebolla francesa - Paso 2

    Si no quieres que los trocitos de cebolla tengan tanta presencia en la sopa, córtala en una brunoise fina: simplemente después de hacer los cortes longitudinales, sigue sujetándola por ambos lados y gírala para hacer cortes horizontales. Al final te quedarán unos cuadraditos pequeños que tendrán una textura más suave en el resultado final de la sopa. Si cortas la cebolla en brunoise en lugar de juliana, el tiempo de cocción que necesita la sopa variará, te recomendamos que lo tengas en cuenta. 

  • Cómo preparar Sopa de cebolla francesa - Paso 3

    Pon una cazuela a calentar y añade la mantequilla y el aceite de oliva virgen extra, luego añade la cebolla cortada y sofríe a fuego medio. Añade la sal, la pimienta y la ramita de tomillo. 

    Añade la harina y remueve bien con una varilla para deshacer todos los grumos. Luego añade el brandy y sigue mezclando hasta que se evapore el alcohol y la mezcla tenga una textura fina solo con los grumos de la cebolla. Añade el caldo, mezcla un poco para que se integre y deja hervir la mezcla. 

  • Mientras hierve la sopa, pon a tostar ligeramente las rebanadas de pan que tenemos reservadas. Este es el detalle que le dará ese punto crujiente y sabroso a la sopa de cebolla francesa. Cuando el pan esté tostado, cubre inmediatamente cada tostada con un poquito de queso rallado para que este se funda con el calor residual de la tostada. 

  • Cuando la sopa haya hervido durante unos minutos y el líquido haya reducido un poco, ¡ya estará lista! Sírvela en boles y cubre cada bol con una tostada con queso. Finalmente, coloca los boles en el horno precalentado a 160ºC y hornea unos pocos minutos hasta que el queso esté completamente fundido. 

Valora esta receta

Consejos para cocinar Sopa de cebolla francesa

Cuando una receta de sopa incorpora harina, existe la posibilidad de que queden grumitos. A algunas personas no les importa, menos si hay otros ingredientes con los que pasan desapercibidos, pero si quieres que te quede una sopa sin grumitos, te compartimos un pequeño consejo.  

Un truquito para evitar que se formen grumos en la sopa: añade la harina mezclándola con la cebolla en lugar de añadirla a la sopa directamente. Antes de añadir la cebolla a la sopa pásala por un bol con harina para que quede totalmente cubierta y luego sofríela con la mantequilla y el aceite de oliva virgen extra. Así evitas añadir toda la harina de golpe a la sopa y que puedan formar grumos durante la cocción. ¿Lo sabías? ¡Prueba este truco en otras recetas como la sopa de cebolla con huevo

 

sopa de cebolla más densa

Únete a la comunidad de Gallina Blanca

Rellena este formulario y recibe en tu correo electrónico ideas de recetas para tus menús diarios, novedades de productos, promociones, contenidos exclusivos y mucho más. ¡No te pierdas nada!

 

 

 

*Campos obligatorios