SOPA DE CEBOLLA

Si recordamos todos los tipos de sopa que conocemos, seguro que una de las primeras sopas que nombrarás es la sopa de cebolla. Este tipo de sopa es de las más consumidas en occidente y es que,Ver más...

  • 10-20 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

Información nutricional

  • Energía

    364.77kcal

  • Hidratos

    24.56g

  • Proteínas

    12.40g

  • Grasas

    63.04g

Cómo hacer SOPA DE CEBOLLA

  • Rehoga las cebollas cortadas en trozos. Añade el Caldo Casero de Pollo 100% Natural Gallina Blanca y deja cocer unos minutos.

    PASO 1

    Rehoga las cebollas cortadas en trozos. Añade el Caldo Casero de Pollo 100% Natural Gallina Blanca y deja cocer unos minutos.

  • Tosta un poco de pan y úntalo con un poco de ajo. Por último, espolvorea con un poco de queso rallado y gratina ligeramente. Sírvelo inmediatamente.

    PASO 2

    Tosta un poco de pan y úntalo con un poco de ajo. Por último, espolvorea con un poco de queso rallado y gratina ligeramente. Sírvelo inmediatamente.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Sopa de cebolla

El Truco: cómo cortar la cebolla

Cuando hayas pelado la cebolla, podrás ver que existen una líneas que van des del centro de la cebolla hasta donde crecería la nueva planta. Si troceas la cebolla siguiendo las líneas la cebolla te quedará filamentosa. Si por lo contrario, la cortas perpendicularmente a las líneas, al rehogarla, te quedará más troceada y melosa. 

Truco destacado de la receta
Caldo Casero de Pollo Gallina Blanca

Descubre nuestros Caldos Caseros Gallina Blanca

Comprar online

¡es irresistible! La facilidad de su preparación y su sencillez en sus ingredientes ha hecho que la receta se haya pasado generación tras generación hasta la actualidad. 

Como no podía ser de otra manera, esta receta de sopa es muy sencilla. Para hacerla, tendrás que rehogar unas cebollas, añadir el caldo y complementarlo todo con unas rebanadas de pan y queso rallado para gratinar. Genial para tomar uno de estos días fríos, ¿no te parece?

La sopa de cebolla es una receta de sopa muy antigua. Hay documentos que narran cómo la gente la tomaba en la época medieval. De hecho, la tradición de incluirle rebanadas de pan tostadas proviene de esta época, aunque el queso rallado que utilizamos para gratinarla, en cambio, fue introducido posteriormente.