Cómo cocer los garbanzos

(3)
poster-image

A las legumbres hay que cogerles el truquito. Como vas a comprobar, no es nada difícil, solo necesitas tiempo. Por lo demás, te puedes hasta despreocupar porque no tienes que estar encima revisando cómo se cuecen los garbanzos todo el rato. ¡Y eso es fantástico!

Tienes que tener presente que la noche anterior hay que dejarlos a remojo. Coge un bol, echa los garbanzos secos y cúbrelos con agua tibia, dejando bastante agua por encima de ellos. Lo recomendable es que estén en remojo un mínimo de 8 horas y un máximo de 12 horas y siempre ponerlos en agua tibia, ni muy fría ni muy caliente.

Cuando te levantes al día siguiente, escúrrelos bien y también échales un chorro de agua por encima. Cuando los eches al escurridor, no lo hagas de golpe o con mucha fuerza para que no se rompan.

¡Ahora es el momento de saber cómo se cuecen los garbanzos! Coge la olla que vayas a usar y echa los garbanzos. Cubre con bastante caldo, dejando unos 5 cm por encima. Es muy importante que sepas que el caldo que eches no debe de estar muy frío, a los garbanzos no les sienta nada bien las temperaturas frías.

Calienta a fuego fuerte unos 5-6 minutos hasta que hierva el caldo. Después, baja el fuego y déjalos cocinar tapados con una tapa unas 2 horas hasta que veas que te han quedado tiernos. Durante el tiempo en el que se estén haciendo, dale vueltas con una cuchara de madera de vez en cuando y, en el caso de que veas que te falta un poquito de caldo, añade.

Solo te queda saber una cosa. ¿Cuándo echo la sal? La verdad es que si te esperas a que estén casi cocidos es lo ideal porque así no endurecemos la piel de la legumbre, así que echa sal unos 5 minutos antes de acabar la cocción. ¡Así te queda resuelta la duda de cómo cocinar garbanzos secos! ¿Y lo mejor? Con esto que te hemos dicho te van a quedar perfectos.

¿Quieres ideas para deliciosas recetas? Para fechas especiales, el potaje de vigilia de Semana Santa es espectacular. La sopa de cocido Lebaniego o la receta de garbanzos con pollo son supersabrosas para que el cuerpo entre en calor. Y para días de verano, hazte esta riquísima ensalada de garbanzos. ¡A disfrutar!
 

Valora este truco