Una ensalada de cinco estrellas

Puedes hacer una decoración adicional para tu ensalada y dejar a todos con la boca abierta: antes de partir las naranjas para hacer el zumo, córtales unas tiras de piel. Puedes hacerlo con un acanalador, pero si no lo tienes, no te preocupes. Pela una tira ancha de piel con un pelador y córtala a tiras finas. Pon a calentar 70 g de azúcar y 100 ml de agua en un cazo a fuego medio. Cuando se haya derretido el azúcar y se haya formado un almíbar, baja el fuego y añádele las tiras de piel. Déjalas cocer unos minutos a fuego lento. Escúrrelas y déjalas enfriar. Sírvelas con la ensalada. ¡Verás qué bien vas a quedar!

Valora este truco