Aprender a preparar ensaladas de lentejas es un buen inicio para dejar de comerlas de forma tradicional en guisos y empezar a consumirlas en ensaladas, más aún cuando llega el verano y con el buen tiempo nos apetece comer algo fresco.  

A la hora de preparar cualquier receta de ensaladas de lentejas, como las que encontrarás a continuación, podemos utilizar las que vienen en conserva, lo que nos ahorrará tiempo, o secas. En este caso, las tendrás que remojar el día anterior. Aunque también puedes ponerlas a cocer sin haberlas puesto en remojo, lo único que necesitarán más tiempo para hacerse. Para que no resulten indigestas, mientras se cocinan puedes añadir hierbas como hinojo, laurel, comino, tomillo o perejil.  

Ver más...

Todo el mundo sabe que son una fuente nutritiva de hierro. ¡Pero tienen muchas más propiedades! ¿Sabes cuáles? Son ricas en vitaminas B1, B3 y B6, así como en zinc y selenio. Además como tienen una destacable proporción de fibra suelen saciar bastante.  Por estas razones, es normal que cuando las descubrieron en el suroeste de Asia les dejará asombradísimos. Actualmente, Turquía y la India son los principales productores y en la gastronomía española nunca falta. Es un plato arraigadísimo en nuestra tradición culinaria.  

En este recopilatorio encontrarás las mejores recetas, pero también te aconsejamos que te eches un vistazo a nuestras recetas de ensaladas de pasta y recetas rápidas para cuando no tienes tiempo. Esas las harás en un plisplás sin dejar de comer de forma sana y saludable porque es comida casera bien deliciosa. 

Receta destacada

Ensalada de lentejas

(14)

Con la llegada del buen tiempo vamos dejando atrás los suculentos guisos y potajes y nos van apeteciendo más platos tan refrescantes, fáciles y rápidos como las ensaladas. Sin embargo, no hay que recurrir a nuevos ingredientes, Ver Receta...

Ingredientes

  • 400 gr. de lentejas cocidas
  • 250 gr. de queso de Burgos
  • 1 pastilla de

    Avecrem Caldo de Pollo

  • 1 zanahoria
  • 1 tomate
  • 1 huevo
  • Aceite
  • Vinagre
  • 10-20 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ensalada de lentejas y atún

Con la llegada del buen tiempo, el cuerpo nos pide algo fresco. En estos días en los que ya empezamos a tener calor también es cuando vamos más fuera y hacemos comidas en el río o ricos picnics. Una buenísima opción para no tirar siempre de bocadillo, es prepararte un tupper con esta deliciosa legumbre.  

En este recopilatorio descubrirás recetas light y es que, dependiendo de los ingredientes que les añadas, estos platos pueden resultar más o menos ligeros. Así que si te apetece comer un plato pero sin llenarte en exceso, la receta de ensalada de lentejas y atún es una decisión exquisita. Muy fácil y rápida de preparar, en diez minutos la tienes lista. Para lo único que vas a necesitar prácticamente la cocina es para cocer el huevo duro. ¡Poco más!  

Al usar lata de atún en conserva, ahorramos tiempo. Ahora bien, que de lata no quiere decir que no le podamos sacar provecho a sus nutrientes. Te recomendamos que aproveches el líquido de la conserva de atún para tu ensalada. Ahí se encuentra una parte importante de las vitaminas y minerales hidrosolubles. Además, ¡dará sabor al plato!  

Esta receta puede adaptarse muy bien al gusto de cada cada uno, ya que se pueden añadir otros ingredientes o reemplazar algunos. Hay quienes les gusta con pimiento o cebolla, otros le añaden lechuga. Las olivas, tanto las verdes como las negras combinan muy bien en el plato. Y para enriquecerlo aún más puedes agregar granos de maíz tierno. Si el aliño te apasiona más con un toque cítrico también puedes añadir un poco de zumo de limón o vinagre de jerez. 

Recetas de ensaladas de lentejas frías

Son unos platos únicos y perfectos. ¡Además de sabrosísimos! En esta recopilación de recetas de ensaladas de lentejas frías te traemos sugerencias con las que se te va a hacer la boca agua. ¿Qué tal una con naranja y aceitunas? ¿Y otra con tomatitos cherry, cebolla morada y queso de cabra? Esta última, aliñada con un poco de orégano, queda muy buena.  

Las recetas de ensaladas de lentejas frías permiten muchas opciones porque se pueden completar de muchas maneras: con pimientos, jamón, palitos de cangrejo, huevo duro, pasta, tomate, cebolla… Tienes infinitas posibilidades para prepararte este plato tan refrescante y que te aportará energía para todo el día. Lo mejor es que lo puedes dejar hecho el día antes para que así ya lo tengas listo y llevártelo en el tupper al trabajo.  

Con estos sencillos ingredientes y un buen aliño de aceite de oliva, zumo de limón, sal y pimienta, añadido en el último momento, tendrás una ensalada baja en calorías pero muy rica en nutrientes y realmente deliciosa.  

También te decimos una cosa. ¡Tu creatividad también cuenta! Más allá de seguir estas recetas, que están explicadas y detalladas paso a paso para que sean superfáciles, te puedes poner creativo con la que quieras. ¿Qué tal si le añades unos rabanitos picantes? ¿Pepinillo, tal vez? ¡Creatividad al poder, sobre todo si es a tu gusto!  Si te pones imaginativo, incorporar las legumbres a los peques de la casa también resulta mucho más sencillo. Es muy probable que en estas opciones les guste mucho más que en guisos en los primeros años de sus vidas. Luego, como a todos, ¡ya les cambiará el paladar! 

Las legumbres de bote nos ahorran mucho tiempo cuando vamos un poco apurados, ya que las compras en cualquier supermercado y es simplemente abrir el bote y limpiarlas. ¿Quieres ideas de ensaladas de lentejas de bote? ¡Te las damos! ¿Has probado la de naranjas y jengibre? La combinación de sabores es una gloria. Por otra parte, te traemos una receta con salchichas que te va a gustar muchísimo. Busca la que más te apetezca en cada momento y no dejes ni una sin probar.  

Y, si decides comprarlas secas y quieres saber cómo cocer lentejas, ¡es muy sencillo! Si has elegido las variedades de cocción rápida, como las pardinas, o si las cocinas en una olla a presión ni siquiera es necesario que las dejes en remojo antes. Si no, tienen que estar ocho horas en remojo. Después de ese tiempo, échalas en una olla, cúbrelas con agua fría y cocínalas a fuego lento. Si necesitas poner más agua, hazlo de a poco y de manera suave. Puedes sumarle alguna especia o hierba como una hoja de laurel. En una olla normal te llevará, aproximadamente, 40 minutos, pero si es una olla de cocción rápida estarán listas en 10 minutos o poco más. Para esta ensalada funcionan muy bien las lentejas rubias, conocidas también en nuestro país como castellanas. Esto es porque son planas, de mayor tamaño y resisten mejor la cocción, no suelen deshacerse.  

¿A que es más sencillo de lo que creías? ¡Anímate a preparar ricos platos ya sea de bote o secas! Lo importante es que disfrutes de esta maravillosa comida en sus múltiples formas.