Pastel de calabacín

Este pastel de calabacín toma de base el zarangollo murciano para hacer una receta tan rica, casi, como esta receta supersencilla de esta comunidad, tan rica a nivel gastronómico. Si quieres saber cómo hacer ese pastel de calabacín al horno, no te pierdas esta receta.

  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

  • Con Avecrem, ¡triunfas!

Cómo hacer Pastel de calabacín

  • Paso 1 pastel de calabacín

    PASO 1

    Nuestro pastel de calabacín no va a tener una base ni de masa quebrada, ni de masa hojaldrada, no. ¿Quieres saber cómo preparar un pastel de calabacín así? Tendrá de base un delicioso sofrito de cebolla. Para hacerlo, coje un buen cuchillo, porque este es uno de los trucos esenciales para evitar lo más molesto de la cebolla: el lagrimeo. Una vez tengas la cebolla bien cortada en juliana, ponte con el calabacín. Córtalo en rodajas, que te dará menos trabajo, y haz lo mismo con la patata. Cuando tengas todas las verduras bien cortaditas, saltéalas durante 10 ó 15 minutos. Cuando haya pasado este tiempo, resérvalas y ponte con otros pasos.

  • Paso 2 pastel de calabacín

    PASO 2

    Para continuar con la receta necesitarás un buen bol en el que verter leche, nata junto a los huevos, la sal y una pizca de pimienta negra. Remueve en ese cazo hasta que todo sea una mezcla homogénea. Dale un buen toque de sabor con queso rallado en el bol. No te vamos a poner límites en esto, porque somos conscientes de que algo de queso mejora exponencialmente cualquier receta. Y eso que nuestra receta de pastel de calabacín está buena hasta sin queso.

  • Paso 3 pastel de calabacín

    PASO 3

    Ahora, dale sabor desmenuzando una pastillita de Avecrem Verduras sobre esta mezcla. Añade el sofrito que hemos con el calabacín, la patata y la cebolla. Remueve bien para que las verduras se distribuyan por todo el bol. vierte todos los ingredientes del bol en una bandeja apta para horno y pon algo más de queso en la parte superior. De esta forma, cuando lo metas en horno quedará gratinado y delicioso. Déjalo en el horno durante 30 minutos a 180ª, ¡y listo! Si quieres saber, exactamente, en qué momento sacar el pastel de calabacín, déjate guiar por el colorcito del queso. Cuando esté más dorado, es el momento de sacarlo del horno, emplatar, ¡y listo! Pero, exactamente, ¿en qué consiste el gratinado? Básicamente consiste en añadir algún producto graso, como puede ser el queso o la mayonesa a una receta para que al calentarlo la grasa se tueste y adquiera un delicioso tono dorado y una textura supercrujiente. ¿Qué implica esto? Un acabado delicioso pero también muchas calorías, así que hasta del gratinado hay una opción más ligera: con pan rallado. Al meterlo en el horno, el pan se tuesta al igual que la grasa, dando una cobertura crujiente a nuestro plato. Tú decides qué formato eliges, pero siempre bien poder escoger ;)

Valora esta receta

Consejos para cocinar Pastel de calabacín

¿Sabes por qué lloramos cuando cortamos cebolla? En las capas de esta riquísima hortaliza hay unos componentes sulfurosos que se evaporan al mínimo contacto con el aire, que es lo que ocurre cuando la pelamos y partimos. Esos vapores suben hasta nuestros y los irritan, y ahí tienes esas lágrimas que te ciegan, te impiden ver y te pueden ocasionar una visita al botiquín. Protege tus dedos con algunos trucos de cortes indeseados, como puede ser enfriar el cuchillo y la propia cebolla, ya sea remojándolos con agua bien fría. Esto reduce la evaporación de los sulfitos y con ello la irritación y el lagrimeo. Pero, el corte por excelencia es alejar un poquito la tabla de cortar de debajo de tu cara. Parece una tontería, pero si tu cara está justo sobre la cebolla los vapores van a ir directos a tus ojos, haciendo que las lágrimas broten nada más cortes un poco la cebolla.

Truco destacado de la receta
Caldo Casero de Pollo Gallina Blanca

Descubre nuestros Caldos Caseros Gallina Blanca

Comprar online

Si quieres darle un plus de sabor, ¡añade taquitos de bacon!