¿Con qué se puede acompañar una tortilla de patatas?

En materia de congelado no todo vale. Tenemos que tener mucho cuidado porque la mayoría de verduras no se pueden congelar en crudo. Lo más recomendable es escaldarlas antes de ponerlas en el congelador, como ocurre por ejemplo con las verduras de hoja verde (espinacas, acelgas y col rizada, por ejemplo).

Las únicas verduras que no es recomendable congelar son aquellas que contienen mucha agua, como la lechuga, el apio o la patata, ya que al descongelarse su textura tiende a volverse gomosa, como si fuese corcho.

Aun así, ¡el congelador siempre será nuestro mayor aliado!

Únete a la comunidad de Gallina Blanca

Rellena este formulario y recibe en tu correo electrónico ideas de recetas para tus menús diarios, novedades de productos, promociones, contenidos exclusivos y mucho más. ¡No te pierdas nada!

Únete ahora y participa en este magnífico sorteo. Consulta las bases legales aquí.


 

 

 

*Campos obligatorios