Berenjena asada

¿Sabías que la berenjena tiene su origen en la India? Lo cierto es que se cultiva en Oriente desde hace muchísimos años y, de hecho, su nombre viene del vocablo persa“badindjan”. Y los culpables de que fuera uno de los alimentos estrella de la cocina mediterránea fueron los árabes,Ver más...

  • 40-60 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

  • Tomate Frito

    100% natural con aceite de oliva virgen extra

Cómo hacer Berenjena asada

  • Cómo preparar Berenjena asada - paso 1

    PASO 1

    Lava y corta las berenjenas longitudinalmente.

  • Cómo preparar Berenjena asada - paso 2

    PASO 2

    Espolvorea con sal gruesa y deja reposar durante 30 minutos. Dora las berenjenas en una sartén caliente y rocíalas con aceite de oliva.

  • Cómo preparar Berenjena asada - paso 3

    PASO 3

    Cuando estén hechas añade el tomate frito y el queso parmesano rallado.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Berenjena asada

Puede pasar que una vez cocinadas las berenjenas estás amarguen. Para que no pase puedes dejarlas cuando ya estén cortadas en un recipiente con leche durante unas 2 horas. Después ya puedes escurrirlas, secarlas y utilizarlas en tus platos. Otra opción es ponerlas en un recipiente con sal gorda, para hacer que suden y, de esta manera, pierdan todo el amargor. 

berenjenas que no amarguen
Caldo Casero de Pollo Gallina Blanca

Descubre nuestros Caldos Caseros Gallina Blanca

Comprar online

quiénes la introdujeron en Europa en la Edad Media.

Hoy vamos a preparar una deliciosa receta de berenjenas asadas. Esta es una receta original y muy fácil de preparar ya que ya que se trata de unas berenjenas asadas a la plancha y con un poco de Tomate Frito Gallina Blanca. Es una receta ideal para personas celíacas ya que todos los ingredientes son aptos, incluido nuestro Tomate Frito que cuenta con el sello de garantía “controlado por FACE que garantiza al consumidor que los productos que lo portan.

Hay mil y una manera de preparar la berenjena: rellena, gratinada, al horno, rebozada, frita, asada, hervida, en pastel o en cremas. Esta hortaliza es increíblemente versátil y existen pocos alimentos con los que no combine bien, y además está presente en buena parte de la cocina internacional. Es un alimento humilde con el que podemos hacer grandes platos pero hoy no queremos que te compliques en exceso entre fogones y te proponemos un plato sencillo y saludable: berenjena asada. Tan fácil que solo necesitas cortar la berenjena a lonchas, dorarla en la parrilla y añadirle tomate frito para darle aún más sabor. ¿Te apetece?

La berenjena es una maravilla no solo por su sabor y sus múltiples beneficies sino por su versatilidad a la hora de cocinar y de incluirla en distintos platos. Asar las berenjenas al horno es la versión cocinada menos calórica de este fruto comestible beneficiosa para nuestro sistema nervioso y para evitar el envejecimiento celular. 

Aunque también podemos asarlas en rodajas, tiras o partidas por la mitad. Además de utilizar las berenjenas asadas como guarnición son, un básico y elemento base que podemos utilizar para otras muchas recetas.

Si asamos las berenjenas en rodajas o tiras, nos servirán para infinidad de platos adicionales como el ratatouille, la famosa moussaka griega, las coloridas milhojas de berenjenas, pastel de berenjenas Berenjenas en vinagre caseras. Esos mismos cortes una vez asados, los podemos utilizar para hacer rollitos en tostas.  Las berenjenas asadas es la versión cocinada menos calórica de este fruto comestible beneficiosa para nuestro sistema nervioso y para evitar el envejecimiento celular. 

Beneficios de las berenjenas 

Antes de ofrecerte nuestras mejores recetas de berenjenas asadas te resumimos rápidamente los beneficios y propiedades de las berenjenas, un alimento exquisito que no debe faltar en tu mesa como verás a continuación.

El valor energético y nutritivo de la berenjena es pequeño comparado con otras verduras y hortalizas. Contiene escasas vitaminas ya que un 92% de su composición es agua; hidratos de carbonos, proteínas y minerales. El mineral más abundante es el potasio y en pequeñas cantidades fósforo, calcio, magnesio y hierro. Su contenido calórico es casi inexistente. 

La principal ventaja nutricional de las berenjenas es su bajo contenido en grasas, lo que las hace ideales para dietas de adelgazamiento o para controlar esos kilos de más para este verano. Eso sí, mejor comerlas cocidas, a la plancha o al vapor, ya que al freírlas ganan gran contenido calórico, como ocurre con las patatas y otras verduras.

La berenjena es muy versátil a la hora de ser cocinada. En general, sería mejor aprovechar la piel, sobre todo si se trata de ejemplares jóvenes y más tiernos, ya que por el contrario la piel se vuelve dura en exceso. Ya sea cocinada al vapor, cocida, a la plancha, rebozada, frita, en salsas o en ensaladas, siempre hay que cocinarla de forma adecuada para eliminar las sustancias tóxicas que hemos mencionado. 

Nos ayudan a reducir el colesterol. Son una alternativa ideal para aquellos a los que el doctor les ha recomendado vigilar su dieta para evitar que el colesterol cause estragos en su salud. Encajan perfectamente con todo, por lo que es muy fácil sacarles partido. 

Aliadas ideales para ayudar a perder peso. Evidentemente, depende el modo en que las cocinemos, pero las berenjenas por sí solas no tienen apenas calorías y mucho menos grasas, por lo que son ideales como ingrediente destacado en una dieta. 

Rica en Vitaminas. La berenjena, como casi todas las hortalizas/verduras, es muy rica en vitaminas. Entre ellas destaca la presencia de Vitamina E, con una alta concentración de antioxidantes. 

Rica en ácido fólico. Como seguro que bien sabes, el ácido fólico resulta imprescindible no solo durante el embarazo, también en los meses previos a la gestación como un modo de aumentar las posibilidades de concepción y reforzar la calidad del embarazo.

Poder depurativo. Aunque no nos veamos por dentro, todos necesitamos desintoxicarnos, depurar y eliminar toxinas. No vamos a pedirte que lo hagas todos los días, pero al menos una vez al mes deberías darle un día de descanso a tu cuerpo.

Cómo preparar berenjenas asadas

Este plato es muy sencillo y rápido de hacer y estamos seguros que se convertirá en una de los platos preferidos de tu recetario. Ya verás que fácil que es hacer berenjenas asadas.

Primero asegúrate de lavar bien las berenjenas y córtalas longitudinalmente. Luego, espolvorea con sal gruesa para quitar la amargura y deja reposar durante unos 30 minutos aproximadamente. Dora las berenjenas en una sartén bien caliente y rocíalas con aceite de oliva virgen extra. Cuando las berenjenas ya estén hechas añade el Tomate Frito Gallina Blanca y el queso Parmesano rallado

Esta receta es sana, sabrosa y también es una receta apta para celíacos. Ya no puedes decir que no sabes como hacer berenjena asada ya que has comprobado que es facilísimo. Si otro día quieres hacer un plato más elaborado pero igual de delicioso no te puedes perder la receta de lasaña fría de berenjenas y queso. Un plato que podrás comer en cualquier momento ya que no necesitas calentarlo. ¡Qué aproveche!