Albóndigas de berenjena

¿Tus peques no comen verdura?, ¿te tortura ese “come tus cinco raciones de fruta y verdura al día?, ¿ya no sabes cómo cocinar las verduras? ¡Huye de las verduras cocidas con esta riquísima receta de albóndigas de berenjenas!

El resultado será un sofrito de verduras, riquísimo de base,Ver más...

  • 40-60 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

Cómo hacer Albóndigas de berenjena

  • Primer paso albóndigas de berenjena

    PASO 1

    Para hacer una estas riquísimas albóndigas de berenjena el primer paso es asarlas. Tendrás que precalentar un poquito el horno antes, a 180 º durante diez minutos. Cuando hayan pasado este tiempo, es el momento de llevar las berenjenas al horno. Ponles un chorrito de aceite y algo de sal gorda, para que suden bien y suelten parte de su humedad, consiguiendo que las berenjenas se pongan tiernas y, ¡exquisitas! Aprovecha, y mientras se asan las berenjenas comienza a pochar las cebollas, que tendrán que estar picadas en juliana, muy bien laminada. Guarda un poco de cebolla para formar, más adelante, las albóndigas. Incluye, también, los ajos y cocínalos junto con la cebolla.

  • Segundo paso albóndigas de berenjena

    PASO 2

    Cuando haya pasado la media hora de rigor, saca las berenjenas que estabas cocinando en el horno y sácales la pulpa. Tendrás que incluir dicha carne en un bol, junto a la cebolla que has reservado, el pan rallado, el perejil, los tres huevos y la pastilla de Avecrem Verduras. Y, ¡a mezclar! Cuando tengas una masa más o menos homogénea, haz bolas con ella y dale forma a las albóndigas. Enfríalas por dos horas y, pasado el par de horas reglamentario, pasa las albóndigas por harina y pasa a freírlas en abundante aceite.

  • Tercer paso albóndigas de berenjena

    PASO 3

    Mientras las albóndigas se fríen, ponte manos a la obra con el sofrito. Agrega a la cazuela en la que estás pochando la cebolla y el ajo el puerro, la zanahoria, la hoja de laurel y, de nuevo, a pochar. Cuando el puerro esté algo dorado, incorpora el Tomate Frito Gallina Blanca y el vino, y deja que el líquido comience a espesar y a reducir. Vigila las albóndigas y, cuando estén cocinadas, sácalas de la cazuela y pásalas por papel absorbente para que eliminen el exceso de aceite. De ahí, a la cazuela en la que estás cocinando el sofrito, incorpora las albóndigas y cocínalas por diez minutos para que absorban los aromas de las verduras pochadas. ¡Y listo!

Valora esta receta

Consejos para cocinar Albóndigas de berenjena

¿Tus peques no comen verdura?, ¿te tortura ese “come tus cinco raciones de fruta y verdura al día?, ¿ya no sabes cómo cocinar las verduras? ¡Huye de las verduras cocidas con esta riquísima receta de albóndigas de berenjenas!

El resultado será un sofrito de verduras, riquísimo de base, con unas albóndigas de carne de berenjena asada. Con esta receta tendrás una receta estupenda para cena con los peques de la casa, o como un guiso diferente con el que sorprender a aquellos a los que las albóndigas de carne no les hacen mucho tilin.

Te aseguramos que, estas albóndigas de berenjena no les harán tilín, les harán tolón y caerán rendidos a tus pies pidiendo que les des la receta. ¡Conquista paladares y corazones gracias a las riquísimas berenjenas!

La clave del éxito está en el sofrito, con la cebolla bien pochada, al borde de la caramelización, tendrás una receta con muchísimo sabor. Un buen sofrito es la base para este guiso, ¡y para muchos otros!

Truco destacado de la receta
Caldo Casero de Pollo Gallina Blanca

Descubre nuestros Caldos Caseros Gallina Blanca

Comprar online

con unas albóndigas de carne de berenjena asada. Con esta receta tendrás una receta estupenda para cena con los peques de la casa, o como un guiso diferente con el que sorprender a aquellos a los que las albóndigas de carne no les hacen mucho tilin.

Te aseguramos que, estas albóndigas de berenjena no les harán tilín, les harán tolón y caerán rendidos a tus pies pidiendo que les des la receta. ¡Conquista paladares y corazones gracias a las riquísimas berenjenas!

La clave del éxito está en el sofrito, con la cebolla bien pochada, al borde de la caramelización, tendrás una receta con muchísimo sabor. Un buen sofrito es la base para este guiso, ¡y para muchos otros!

Con esto, tendrás un plato riquísimo para que los más pequeños coman verdura durante el verano, ya que no verán ni pizca de verde en esta deliciosa receta de albóndigas de berenjena. Si querías saber cómo hacer albóndigas diferentes, ya sabes una receta fácil, sana y deliciosa, acompáñala de un primer plato de pasta , ¡y listo!; ya tienes menú.