Berenjenas sin amargura

Para evitar que las berenjenas amarguen, puedes dejarlas una vez cortadas en un recipiente con leche durante unas 2 h. Luego escúrrelas, sécalas y utilízalas. Otra opción es ponerlas en el recipiente con sal gorda, para hacer que suden y pierdan todo el amargor. De esta forma también absorberán menos aceite al freírlas.

Valora este truco