Quiche de berenjenas

Las tartaletas o quiche de pequeño tamaño son una de las mejores opciones para servir como entrante en una comida especial. Su apariencia delicada y su sabor de tarta salada las hacen sencillamente irresistibles. Admiten un gran cantidad de rellenos,Ver más...

  • 40-60 min
  • Media
  • 4 personas

Ingredientes

Cómo hacer Quiche de berenjenas

  • Corta las berenjenas en cuadraditos pequeños y ponlas en remojo con agua y sal. Escurre y pon a estofar lentamente en un poco de aceite.

    PASO 1

    Corta las berenjenas en cuadraditos pequeños y ponlas en remojo con agua y sal. Escurre y pon a estofar lentamente en un poco de aceite.

  • Extiende el hojaldre con el rodillo y forra un molde pinchándolo para que no se hinche. Mezcla la nata, los huevos, el Avecrem Caldo de Pollo y la nuez moscada con las berenjenas.

    PASO 2

    Extiende el hojaldre con el rodillo y forra un molde pinchándolo para que no se hinche. Mezcla la nata, los huevos, el Avecrem Caldo de Pollo y la nuez moscada con las berenjenas.

  • Rellena con la mezcla de las berenjenas el hojaldre y cubre con el queso rallado. Hornea a 200ºC. durante 30 minutos. Sirve caliente o frío.

    PASO 3

    Rellena con la mezcla de las berenjenas el hojaldre y cubre con el queso rallado. Hornea a 200ºC. durante 30 minutos. Sirve caliente o frío.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Quiche de berenjenas

El Truco: berenjenas que no pican

Depende de la berenjena y de cómo se ha preparado pueden resultar un poco picantes. Una solución a este inconveniente y, que te asegura un sabor bien suave, es sumergir las berenjenas cortadas en agua con sal durante media hora. 

Caldo Casero de Pollo Gallina Blanca

Descubre nuestros Caldos Caseros Gallina Blanca

Comprar online

pero nunca faltan en su preparación los huevos, la nata y el queso rallado. Por eso, su sabor es más suave y resulta muy goloso para comer.

En esta receta la protagonista, por eso, es la berenjena, cortada en cubos muy pequeños y estofada a fuego lento. Esta cocción aporta a la quiche una textura melosa y muy rica al paladar.

Las quiche tienen la gran ventaja de poder prepararlas con antelación, reservarlas en el frigorífico y antes de servir darles un toque de calor en el horno. ¡Dejarás a tus invitados con la boca abierta!