Quiche de espinacas y queso de cabra

(2)

La cocina siempre tiene un punto de suspense y especialmente los platos que tienen que pasar por el horno. Pero aquí no hay misterio. Si sigues los siguientes pasos, esta quiche de espinacas con queso de cabra te quedará de capricho.

  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

  • Con Avecrem, ¡triunfas!

Cómo hacer Quiche de espinacas y queso de cabra

  • Paso uno

    PASO 1

    Dispón la masa brisa en un molde para horno y pincha el fondo varias veces con un tenedor. Hornea 10 minutos a 100ºC, retira y reserva. En una sartén, sofríe en aceite de oliva la cebolla picada hasta que poche. Añade las espinacas y cocínalo todo un par de minutos más. Reserva.

  • Paso dos

    PASO 2

    Bate los huevos en un bol grande y vierte la nata. Añade las espinacas con la cebolla, el queso de cabra troceado, la nuez moscada, la mozzarella rallada y la pimienta negra. Desmenuza una pastilla de Avecrem de Verduras y mezcla hasta que esté totalmente integrada.

  • Paso tres

    PASO 3

    Vierte la mezcla encima de la masa brisa precocida y coloca los medallones de queso de cabra en la superficie. Hornea la quiche durante 20 minutos a 180ºC o hasta que alcance el punto de gratinado deseado.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Quiche de espinacas y queso de cabra

En lugar de nata puedes emplear leche evaporada, cuyo contenido en grasa es mucho menor y el resultado será prácticamente el mismo aunque más ligero. 

Truco destacado de la receta
De platos sosos a sabrosos en un Chup, Chup

Descubre cómo enriquecer tus platos con Avecrem.

Comprar online

La quiche es una tarta salada que no puede ser más francesa. La receta más típica es la quiche lorraine y su nombre hace referencia a la zona donde se originó, la región de Lorena, en el noreste de Francia. 

 

La quiche lorraine es una preparación de huevos batidos y crema de leche fresca y espesa que se conoce como ‘migaine’ y que se puede mezclar de verduras troceadas. También se suele aromatizar con pimienta negra y nuez moscada molidas y se le pueden añadir bacon, panceta o jamón en tacos aunque en realidad en la receta original, que es del siglo XVII, no había nada de carne. La gracia de este plato es que con toda esta mezcla se rellena un molde de masa Brisa o masa quebrada y se cocina al horno hasta queda bien cuajada. 

 

La lorraine es sin duda la más conocida de las quiche pero existen muchas otras variantes que se hacen con otros ingredientes como carne, apio, puerros, pimientos y quesos de varios tipos. Por ejemplo, nuestra receta de hoy consiste en una quiche de espinacas y queso de cabra con cebolla y mozzarela.  

 

En función de lo que llevan dentro algunas de ellas adoptan otros nombres. Así por ejemplo, si el relleno de la quiche lorraine lleva cebolla rehogada, se le llama quiche alsacienne y si lleva queso rallado, quiche vosgienne.

 

A las quiches que llevan espinacas también se les denomina quiche a la à la florentine o a la florentina pero esto no tiene nada que ver con la ciudad italiana de Florencia. Sencillamente es una denominación típica de la cocina francesa clásica que sirve para referirse a ciertos platos en los que los espinacas son los protagonistas y que van acompañados de algunos ingredientes concretos como el lenguado, la carne blanca o  -como es el caso de la quiche- los huevos. 

 

Cómo ahora comprobarás la quiche de espinacas y queso es de esos platos fáciles y sobre todo muy divertidos de hacer. Pues no se hable más. ¡Qué empiece la diversión!