Quiche de tomate y queso

Quiches, ¿frías o calientes? Esta quiche está deliciosa caliente, con el queso recién fundido, pero puede tomarse de cualquier forma; aunque fría también resulta deliciosa. Si vas a tomarla fría,Ver más...

  • 20-40 min
  • Media
  • 4 personas

Ingredientes

Cómo hacer Quiche de tomate y queso

  • Precalentar el horno a 200° C

    PASO 1

    Precalienta el horno a 200°C. Extiende el hojaldre y forra un molde desmontable para quiches de unos 22 cm de diámetro. Pincha el fondo con un tenedor e introdúcelo en el horno a 200°C durante 5 minutos.

  • Retirar del horno y rellenar la base

    PASO 2

    Retira la quiche del horno y rellena la base alternadamente con lonchas de queso y el bote de Sofrito de Tomate y Verdura Gallina Blanca hasta terminar con los ingredientes.

  • Rellena la quiche con esta preparación, espolvorea con el queso rallado y hornea a 200 °C durante 35 minutos. Sirve la quiche recién hecha.

    PASO 3

    Bate los huevos con la nata, la mostaza, la pimienta, media pastilla de Avecrem Caldo de Pollo desmenuzada y el cebollino. Rellena la quiche con esta preparación, espolvorea con el queso rallado y hornea a 200 °C durante 35 minutos. Sirve la quiche recién hecha.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Quiche de tomate y queso

El Truco: aprovecha la albahaca

Si compras albahaca para decorar y te sobra, ¡no la tires! Aprovechala para aromatizar mantequilla. Mézclala con mantequilla, remueve con un tenedor y coloca la mezcla sobre film de cocina. Hacemos un rollito bien apretado y lo introducimos en el frigorífico. Cuando se endurezca, se puede cortar en medallones para servir junto a carnes, pescados o en el aperitivo. 

Caldo Casero de Pollo Gallina Blanca

Descubre nuestros Caldos Caseros Gallina Blanca

Comprar online

añádele unas hojitas de albahaca picada y aceitunas negras en trocitos. Le darán un toque muy mediterráneo. Acompañada con una ensalada de lechugas variadas se convierte en un plato único ideal.

Las quiches suelen precocerse unos minutos en el horno para que la base no quede humedecida. Si tienes un horno de aire con ventilador, no te hará falta. De hecho, en ese caso, es aconsejable que cuezas la quiche a 180 °C. Puedes usar todo tipo de queso en lonchas de sabores no demasiado pronunciados: queso para fundir, queso Emmental, Gouda o queso tierno de vaca o cabra. El manchego u otros quesos de oveja resultan demasiado fuertes de sabor.