Crema de marisco

(4)

 

¿Quieres un entrante excepcional para cenas con tu familia? Pues tienes que probar esta deliciosa crema de marisco, que de sabor va sobrada gracias a pescados como el rape y las gambas. 

  • 40-60 min
  • Media
  • 4 personas
Crema de marisco

Ingredientes

Cómo hacer Crema de marisco

  • Cómo preparar Crema de marisco - Paso 1

    Para esta riquísima crema de marisco, pon a calentar en una cazuela con aceite de oliva virgen extra. Cuando haya cogido calor, añade la cebolla, el puerro y la zanahoria bien picaditos. Tampoco hace falta que te esmeres mucho picando, porque luego vamos a triturar todo. Incorpora en esta mezcla de verduras la pastilla de Avecrem Pescado desmenuzada y el ajito picado. Rehoga todos los ingredientes para que vayan cogiendo sabor y te quede una crema de marisco superrica.

  • Cómo preparar Crema de marisco - Paso 2

    Antes de que las verduras terminen de cocinarse, moja con el brandy deja que se evapore. Esto dejará el sabor de este alcohol, ligeramente ahumado, al final de tu crema. Queda delicioso y no te vas a arrepentir. Si no tienes brandy, siempre puedes usar cognac, ya que añadirá las notas de sabor necesarias a tu sopa de marisco para complementarla y redondear el resultado final. Pero no hemos acabado, añade el sofrito de tomate, el rape y los langostinos. Ahora cubre todos los ingredientes con agua y deja que cueza unos minutos. Unos diez minutitos es el tiempo perfecto para que se cocinen todos los ingredientes.

  • Cómo preparar Crema de marisco - Paso 3

    En la misma cazuela, tritura todo conjunto de ingredientes hasta obtener una mezcla homogénea y sin grumos. Si te quedan grumos y quieres quitarlos, antes de servir pásala por un chino y de ahí al cuenco o recipiente en el que vayas a servir la crema de marisco. Solo queda decorar con un chorrito de aceite de oliva y unos trozos de langostinos cocidos o salteados.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Crema de marisco

Punto de sal y textura de la crema de marisco. Dos de los puntos fuertes de una crema de marisco. Para que los tuyos queden perfectos te vamos a dar no uno, sino dos trucos. El primero es sobre la sal, que te recomendamos añadir al final, justo cuando ya está todo batido. ¿Por qué? Porque el caldo ya le aporta sal, y si añades puedes pasarte, por eso mejor probar e ir rectificando al final antes que hacerlo desde el principio. Y después, la textura. Cómo corregirla si está muy espesa. Pues sencillo: con leche entera o nata líquida. Incorpórala y bate unos segundos más para conseguir la textura deseada. 

Truco destacado de la receta
Recetas variadas

Recetas para todos los días de la semana