Crema de marisco

Crema de marisco

(4)
  • 40-60 min
  • Media
  • 4 personas

La crema de marisco es una opción excepcional para disfrutar de una cena en familia llena de sabor y calidad gastronómica. Este platillo es una verdadera delicia que combina la riqueza de los sabores marinos, destacando ingredientes de primera calidad como el rape y las gambas, que aportan una explosión de sabores a cada cucharada. 

El rape, conocido por su carne firme y textura suave, es uno de los protagonistas de esta crema. Su sabor delicado y su capacidad para absorber los sabores del mar lo convierten en un ingrediente ideal para esta preparación. Además, las gambas, con su dulce sabor a mar, añaden un toque de sofisticación y exquisitez a la crema. 

Esta crema de marisco es una elección perfecta para ocasiones especiales o simplemente para consentir a tu familia en una noche cualquiera. Su sabor excepcional y su textura reconfortante la convierten en una receta infalible que todos disfrutarán. Así que, la próxima vez que quieras impresionar a tus seres queridos con una cena deliciosa y elegante, no dudes en preparar esta crema de marisco. ¡Te aseguramos que será un éxito rotundo! 

Las recetas con cremas son fáciles y resultonas. Además, son tan versátiles y pueden contener tantos ingredientes que son muy nutritivas y sabrosas. ¡Existen tantas recetas de cremas como gustos distintos! ¡Pruébalas todas! Seguro que te será muy difícil escoger tu favorita…  

Ingredientes para Crema de marisco

Cómo hacer Crema de marisco

  • Primer paso crema de marisco

    Preparar una crema de marisco en casa puede sonar como algo reservado para restaurantes, pero la verdad es que es un proceso bastante rápido y sencillo, así que no dejes que te engañen. ¿Listo para comenzar? ¡Vamos a hacerlo! 

    Comenzamos calentando aceite de oliva virgen extra en una cazuela medianamente grande. Una vez que esté caliente, agrega la cebolla, el puerro y la zanahoria picados finamente. No es necesario picar con demasiada precisión, ya que todo se triturará más tarde. Añade también la pastilla de Avecrem Pescado desmenuzada y el ajo picado. Sofríe todos estos ingredientes para que desarrollen sabores y obtengas una base rica para tu crema de marisco.

  • Segundo paso crema de marisco

    Antes de que las verduras estén completamente cocidas, añade un toque de brandy y dejar que se evapore. Esto aportará un sabor ligeramente ahumado al plato final, que es absolutamente delicioso y no dejará indiferente a nadie. Si no tienes brandy, el coñac o el vino blanco son una excelente alternativa, ya que dejarán su sabor sin aportarle el contenido alcohólico al plato. 

  • Tercer paso crema de marisco

    ¡Pero aún hay más! Ahora es el momento de agregar el sofrito de tomate, los trozos de rape y los langostinos pelados y cortados. Pelar los langostinos puede parecer un trabajo complicado, pero aquí tienes un truco: corta la cabeza y retírala, luego agarra las patas y retira el caparazón al darle la vuelta con las manos. Finalmente, tira de la cola para eliminar el caparazón restante en esa parte. ¡Fácil! 

  • Luego, vierte suficiente agua sobre todos los ingredientes para cubrirlos por completo y empezar con la cocción. Deja que la mezcla hierva a fuego medio durante aproximadamente diez minutos. Puede parecer poco tiempo, pero con este breve período de cocción ya tenemos suficiente para garantizar que todos los componentes se cocinen adecuadamente, fusionando sus sabores y texturas de manera armoniosa para obtener la mejor crema de marisco posible. 

  • En la misma cazuela donde hemos estado cocinando la mezcla, deberás triturar todos los ingredientes hasta obtener una mezcla suave y sin grumos. Si notas algún grumo, puedes pasar la mezcla por un colador fino antes de servirla en el tazón o recipiente. Finaliza decorando con un chorrito de aceite de oliva y algunos trozos de langostinos cocidos o salteados. ¡Y listo para disfrutar de tu crema de marisco casera! 
     

  • ¿Quieres más ideas? Si estás dominguero, sorprende a tus invitados con estas recetas con marisco.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Crema de marisco

El sabor y la textura son dos aspectos fundamentales en una crema de marisco excepcional. Aquí te compartimos dos consejos clave para que tus cremas siempre sean perfectas. 

En cuanto a la sal, nuestro primer consejo es añadirla al final del proceso, justo cuando hayas terminado de batir todos los ingredientes. ¿Por qué? Porque el caldo que utilizaste previamente ya aporta sal al plato, y si agregas sal adicional desde el principio, podrías excederte y arruinar el equilibrio. Es mejor probar la crema al final y ajustar la cantidad de sal según tu preferencia antes de servirla. 

En lo que respecta a la textura, si tu crema de marisco resulta demasiado espesa, hay una solución sencilla: agrega leche entera o nata líquida. Incorpora este ingrediente adicional y bate la mezcla durante unos segundos más hasta lograr la textura deseada. Este truco es ideal para darle a tu crema la consistencia perfecta, ya que puedes ajustarla a tu gusto personal. Con estos consejos, tus recetas de cremas de marisco siempre serán un éxito. 

¿Has probado hacer una crema de marisco y pescado? ¡Doble sabor! 

Truco destacado de la receta

Únete a la comunidad de Gallina Blanca

Rellena este formulario y recibe en tu correo electrónico ideas de recetas para tus menús diarios, novedades de productos, promociones, contenidos exclusivos y mucho más. ¡No te pierdas nada!

 

 

 

*Campos obligatorios