CANELONES DE ESPINACAS A LA CATALANA

(15)
  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

¡Los canelones son uno de los platos más creativos que hay! Variando el relleno que lleven puedes hacerlos de mil y uno sabores. Pero hoy hazte estos canelones de espinacas a la catalana.

Ingredientes para CANELONES DE ESPINACAS A LA CATALANA

Cómo hacer CANELONES DE ESPINACAS A LA CATALANA

  • Rehogar las espinacas, la cebolla y el ajo y dejar que reduzcan. Agregar el Tomate Frito Gallina Blanca, los piñones, las pasas, el jamón y remover bien. Sazonar con canela y pimienta.

    ¡Los canelones son uno de los platos más creativos que hay! Variando el relleno que lleven puedes hacerlos de mil y uno sabores. Además, son un alimento muy agradecido, ya que, con sus múltiples combinaciones, siempre podemos encontrar alguna que nos guste y, a la vez, crear nuevos tipos de canelones. Los que te proponemos hoy son unos tradicionales canelones de espinacas a la catalana. Con su relleno de sofrito y frutos secos son ideales para que los niños coman espinacas. De hecho, ni se darán cuenta de que, en realidad, están comiendo verduras, ¡porque están riquísimos! ¿Quieres saber cómo preparar esta sencilla receta? ¡Te lo explicamos a continuación!

  • Rellenar los canelones, previamente remojados como indica el envase y cubrir con Mi Salsa Bechamel, preparada con el medio litro de leche, siguiendo las instrucciones del sobre. Gratinar.

    Rehoga las espinacas, la cebolla y el ajo y deja que reduzcan. Agrega el Tomate Frito Gallina Blanca, los piñones, las pasas, el jamón y remueve bien. Sazona con canela y pimienta. Rellena los canelones, previamente remojados como indica el envase, y cubre con salsa Bechamel, preparada con el medio litro de leche. Gratina.

  • Siempre puedes combinar dos tipos de canelones distintos para dejar satisfechos a todos tus invitados, por ejemplo, puedes hacer estos canelones de espinacas a la catalana con unos canelones caseros de carne. Dos recetas tradicionales que seguro que encantarán a todos tus comensales. ¡Buen provecho! Seguramente los canelones de carne más populares son los de Sant Esteve. Tradicionalmente, los canelones de Sant Esteve nacieron, como muchas recetas de antaño, como un método de aprovechamiento. Y es que, con las sobras del pollo del día de Navidad, y del que se había puesto en la sopa de galets, se elaboraban los canelones para el día siguiente. Esta era una buena manera de no desaprovechar la comida y seguir comiendo platos especiales durante las fiestas. Pero insistimos, esta alternativa de espinacas a los canelones de carne también está riquísima. Además, puedes aprovechar a la hora de hervir las espinacas en utilizarlas para otras preparaciones o para unas simples, aunque riquísimas espinacas hechas con ajo.

  • Seguramente no te sorprende saber que el origen de los canelones viene de Italia. Esta pasta empezó a exportarse y a extenderse en otras culturas allá por el siglo XVII. Fue gracias a la aportación de la cocina francesa, y más concretamente de la bechamel, que los canelones empezaron a tomar la forma que conocemos hoy en día y a surgir variantes como esta de canelones de espinacas. Como sabrás los canelones son un tipo de pasta que queda casi bien con todo. Si la carne no es lo tuyo, puede hacerlos de verduras o de setas. También puedes añadir proteína vegetal como el tofu, pero sin duda los que se llevan la palma de los vegetales son los de espinacas. El hecho de incorporar bechamel a los canalones apareció aparentemente en el siglo XVIII y este giro del plato se extendió rápidamente a través de Europa. En España concretamente parece ser que se adoptó a finales del siglo XIX, y esta receta empezó a ser muy relevante en Cataluña vistiendo las mesas de la comida de Sant Esteve. Esperemos que te haya gustado esta receta de canelones de espinacas y que hayas aprendido más sobre este delicioso plato.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Canelones de espinacas a la catalana

El Truco: evita que se peguen las placas de pasta

 

Si cueces las placas de pasta de los canelones es fácil que se te queden pegadas unas a las otras. Esto dificulta la preparación de los canelones, pero con este sencillo truco te enseñamos a evitar este problema. Pon un poco de mantequilla en el agua y así no se te pegarán. Fácil ¿a qué sí?

 

alt=
Recetas variadas

Recetas para todos los días de la semana