Guiso de espinacas

(10)

El guiso de espinacas es una receta ideal si estás buscando un plato sano y ligero. Además, la picada de ñoras y almendras le da un sabor muy especial a las verduras de este guiso. ¿Nos ponemos manos a la obra?

  • 40-60 min
  • Fácil
  • 4 personas
Guiso de espinacas con producto

Ingredientes

  • Caldo Casero de Verduras 100% Natural

    100% natural, sabor casero

Cómo hacer Guiso de espinacas

  • Guiso de espinacas Paso 1

    Antes de empezar a preparar este guiso de espinacas, comenzaremos remojando las ñoras. Por si no las conoces, son una variedad de pimienta que da un intenso sabor a los guiso. Normalmente se venden secas, así que tenemos que abrirlas, sumergirlas dentro de un plato lleno de agua fría y dejar que se hidraten por completo. Para evitar que floten, ponemos un plato hondo encima. Las dejamos así durante 30 minutos o hasta que estén blandas. Si quieres ir más deprisa, puedes escaldar las ñoras durante 30 segundos en agua hirviendo y así ya estarán tiernas. Una vez hidratadas, tenemos que rascar su piel con una cuchara por la parte interior para recuperar su carne. Seguimos pelando los tres dientes de ajo enteros, cortamos el pan (unas 2 rebanadas aproximadamente) y picamos las cebollas tiernas a trozos muy pequeños con cuidado. Después, limpiamos, pelamos y chascamos las patatas. Recuerda que chascar las patatas significa romper el final de cada trozo empujando la parte final en lugar de seguir cortando de forma limpia con el cuchillo. De esta manera, cuando cocinamos las patatas, estas soltarán más almidón y darán espesor al guiso.Y ahora sí, ¡empezamos! En una cazuela baja, añadimos un chorrito de aceite. Luego, agregamos los dientes de ajo pelados, las almendras, las rebanadas de pan, las ñoras remojadas y a final introducimos un par de ramitas de perejil. Dejamos sofreír a fuego lento y después retiramos. Seguidamente, añadimos un poco de caldo y trituramos todo con una batidora de mano. Reservamos la picada.

  • Guiso de espinacas Paso 2

    En la misma cazuela que has utilizado, ahora añadimos un chorrito de aceite y agregamos la cebolla picada. Dejamos sofreír durante 10 minutos, y a continuación, añadimos las patatas chascadas y dejamos rehogar. Después de 10 minutos, introducimos las espinacas escaldadas previamente, las dejamos rehogar y añadimos el caldo para que lo cubra todo. Escaldar las patatas es un proceso importante para quitar el sabor amargo de esta verdura y dotarla de mejor aspecto. Para hacerlo, primero de todo tenemos que limpiar las espinacas. Hazlo varias veces hasta dejarlas bien limpias. Después, las introducimos dentro de una cazuela llena de agua hirviendo y añadimos una pizca de sal. Cuando el agua vuelva a hervir, las dejamos cocinar durante 2 minutos.

  • Guiso de espinacas Paso 3

    Cuando las patatas estén listas, unos 15 minutos después de añadirlas a la cazuela, agregamos la picada preparada anteriormente y terminamos la cocción. Otra manera de saber si las patatas están listas, es pincharlas con un tenedor para comprobar si podemos retirarlo sin resistencia. Finalmente, rectificamos la cantidad de caldo a nuestro gusto y ya podemos servir. ¡Buen provecho!

Valora esta receta

Consejos para cocinar Guiso de espinacas

¿No tienes tiempo de preparar la picada? No te preocupes, tenemos un truquito especial para situaciones como esta: El romesco. Esa salsa que suele acompañar calçots y esqueixades también es un sustituto ideal de una buena picada hecha en casa. La razón es porque tiene un sabor fuerte de almendras y nos aportan textura como lo hace la picada. Simplemente añade una cucharada de romesco a la cazuela del guiso unos 5 minutos antes de terminar la cocción, ¡y listo!

Truco destacado de la receta
Recetas variadas

Recetas para todos los días de la semana