Quiche de calabacín

Si hay una receta que nos brinde miles de posibilidades esa es la familia de las quiches. Quizás la receta de quiche Lorraine sea la más conocida,Ver más...

  • 40-60 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

  • Avecrem Caldo de Pollo

    Con Avecrem, ¡triunfas!

Información nutricional

  • Energía

    659kcal

  • Hidratos

    34.82g

  • Proteínas

    30.93g

  • Grasas

    42.96g

  • Fibra

    4.71g

Cómo hacer Quiche de calabacín

  • Receta de quiche de calabacín

    PASO 1

    Lava y corta los calabacines con piel en rodajas finas, fríelos en aceite con la cebolla picada y una pastilla de Avecrem Caldo de Pollo desmenuzada, cuando estén casi fritos añade el bacón en trocitos. Cuela y reserva los calabacines y el bacon.

  • Receta de quiche de calabacín

    PASO 2

    Calienta el horno a 180º (arriba y abajo), engrasa un molde tipo tarta y cúbrelo con una masa. Pínchala con un tenedor y cubre con alguna legumbre seca para evitar que se deforme. Hornea durante 10 minutos.

  • Quiche de calabacín

    PASO 3

    En un bol, mezcla la nata, los huevos y el queso. Rectifica de sal al gusto.

  • PASO 4

    Saca la masa quebrada del horno y quita las legumbres que han servido de peso. Coloca el calabacín y el bacon por encima de la masa y la mezcla de huevos, nata y queso. Vuelve a hornear durante 10 minutos a 180ºC (arriba y abajo). Cuando la quiche esté doradita, ya está lista.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Quiche de calabacín

Para obtener una pasta quebrada perfecta tienes que aprender a hornearla al blanco. ¿Y qué es eso, te preguntarás? Pues consiste en hornear la masa con algunas legumbres secas por encima para que no se hinche. De esta forma conseguirás una masa crujiente con la que, posteriormente, volveremos a hornear con el relleno. 

en busca de la masa quebrada perfecta
De platos sosos a sabrosos en un Chup, Chup

Descubre cómo enriquecer tus platos con Avecrem.

Comprar online

pero usando de base esta receta surgen mil y una combinaciones posibles. Sólo tienes que pensar que una quiche no es más que una tarta salada, una base de huevo y queso crema con la que se rellena una masa brisa, masa quebrada u hojaldre y que puedes rellenar con casi cualquier ingrediente.

La quiche proviene de la región francesa, fronteriza con Alemania, de Lorena. Pese a que conocemos muchas variedades de quiche, nunca nos cansamos de innovar y añadir un toque diferente a nuestros platos. Se cocina al horno y si no la comes al momento, al día siguiente está igual de rica al día siguiente.

Como comentamos, podemos preparar las quiche con los ingredientes que más nos gusten. En esta ocasión nos hemos decantado por una deliciosa quiche de calabacín que a tus invitados les va a encantar. Una receta sencilla, que tendrás hecha rápidamente y que permite muchas variantes. A la clásica receta de quiche de calabacín le puedes añadir bacon o jamón y porque no animarte con una receta de quiche de calabacín y queso de cabra, una de mis recetas preferidas. Otra combinación deliciosa para esta receta resulta si a la quiche de calabacín le incorporamos puerros o gambas. La receta de quiche de calabacín también es ideal para servir a como de aperitivo a nuestros invitados.

Esta receta de quiche de calabacín queda sensacional. El sabor dulzón de la verdura ayuda a suavizar un poco el resto del plato y, por qué no decirlo, también nos ayuda a sentirnos un poquito menos culpables. El punto flaco de la quiche es precisamente ése, su capacidad de hacernos sentir culpables, porque al contener huevo, queso, nata, y una masa rica en hidratos de carbono, resulta un plato muy calórico.Conviene no abusar de ella. Pero no hay que renunciar. Come una porción razonable y acompañarla de una buena ensalada o de un menú saludable. ¡Disfrutarás el doble!

Antes de que comiences a preparar esta deliciosa receta queremos enseñarte unos truquillos. Para ello, lo primero es preparar la masa brisa o masa quebrada sobre la cual pondremos el relleno. Es conveniente hornearla unos minutos para evitar que quede cruda, y que también tenga ese toque crujiente tan característico además de una buena consistencia. Cubre bien el molde que has elegido con la masa y quita el sobrante ayudándote con un cuchillo. Después pincha la base y pon encima de ella papel de aluminio con algunas legumbres, que evitarán que se levante el papel de aluminio. Con el horno precalentado a 200ºC ya puedes meter el molde y hornearlo durante unos 10 minutos. Cuando pase ya ese tiempo será el momento de quitar el papel de aluminio y rellenarla.

¡Anímate a prepararla! ¡Es más sencilla de hacer de lo que crees!

¿Qué puedo hacer con calabacín? 

Puedes preparar un sinfín de recetas con calabacín ya que es una hortaliza muy versátil. Al tener un sabor y una textura suaves acostumbra a gustar a la gran mayoría de paladares. Una de las comidas con calabacín más socorridas son las cremas y los purés, pero también quedan deliciosos con salsas, en sopas, cremas, ensaladas, con queso, etc. Se puede consumir tanto crudo como cocido, aunque esta última opción es la más utilizada en nuestra cocina.

Si quieres aprovechar todos los nutrientes de tus recetas de calabacín lo mejor es que no los peles, sencillamente asegúrate que estén bien lavados. A partir de ahí ya puedes prepararlos de todas las maneras: fritos, cocidos, al vapor, salteados, rellenos, gratinados, etc. Puedes o bien consumirlo como plato único y como ingrediente principal o servirlo como acompañamiento en tus platos de carne o pescado. Ahora que ya sabes cómo cocinar el calabacín no te pierdas ninguna de las recetas con calabacín fáciles y rápidas que encontrarás en nuestra página web.

Cómo escoger el calabacín

Si te decides a preparar esta receta de quiche de calabacín que hemos preparando para ti, debes saber que la mejor época para cocinar el calabacín es durante el verano cuando está de temporada. Sin embargo, ahora lo podemos encontrar todo el año y disfrutar de él cuando más nos apetezca.

Unos buenos consejos a la hora de escoger el mejor calabacín es que éste sea firme al tacto, sin manchas, compacto y que no resulte muy pesado respecto a su tamaño. Si no te gusta que tenga muchas pepitas lo mejor es que evites los ejemplares más grandes.

Respecto a sus propiedades destaca que es muy rico en agua e hidratos de carbono. Además, aporta fibra y por su bajo aporte calórico es ideal para personas que están haciendo algún tipo de dieta. Además es una buena fuente de vitaminas del grupo B y minerales como el potasio, magnesio, fósforo y hierro. Todo ello hace que comer recetas con calabacín mejore nuestras digestiones, como también favorece la eliminación del exceso de líquidos de nuestro cuerpo y asegura un buen funcionamiento intestinal.

Cómo preparar quiche de calabacín

Comenzaremos por lavar y cortar los calabacines en rodajas finas. Luego fríelos en aceite de oliva virgen extra con la cebolla picada y una pastilla de Avecrem Caldo de Pollo desmenuzada, para aportar aún más sabor.

Cuando los calabacines estén casi fritos añade el bacon en trocitos. Cuela y reserva los calabacines y el bacon. Calienta el horno a 180º. Paralelamente engrasa un molde tipo tarta y cúbrelo con la masa. Pincha la masa con un tenedor y cúbrela con alguna legumbre seca para evitar que se deforme. Hornea durante 10 minutos.

En un bol, mezcla la nata, los huevos y el queso. Saca la masa del horno y quita las legumbres que han servido de peso. Coloca el calabacín y el bacon por encima de la masa y la mezcla de huevos, nata y queso. Vuelve a hornear durante 10 minutos a 180ºC. Cuando la quiche esté doradita, ya está lista. ¿Fáciles, verdad?

Los platos grasos, como por ejemplo esta quiche, combinan muy bien con sabores ácidos. Por eso una ensalada con una buena vinagreta será un perfecto acompañamiento para esta tarta salada.

En nuestra web tenemos un sinfín de recetas y tenemos recetas de quiche de calabacín para todos los gustos ¡Te encantarán!