Esta carne se puede cocinar de un montón de maneras diferentes, ¿cuál es la tuya? Sea cual sea la que prefieras, seguro que encuentras la que más te gusta entre nuestras recetas con carne de cerdo.   Te proponemos jugosas recetas como costillas al horno, recetas de solomillo de cerdo o recetas de lomo su carne.

¡Mil y una para que escojas la que más te apetezca! Son además muy sencillas de preparar, así que no te preocupes por nada.  

Ver más...

Por supuesto tienes que probar un plato exquisito como el secreto de cerdo en salsa, ¡no podrás dejar de untar pan! ¿Sabes por qué se llama “secreto”? Existen varias teorías curiosas. Una de las más extendidas es la que dice que este corte de carne era el secreto mejor guardado por los carniceros que, egoístamente, se lo guardaban para ellos. Otra posible explicación de su nombre es simplemente que está en una parte muy escondida, como si el propio animal custodiara como un tesoro. Concretamente se localiza entre la paletilla y la panceta, en la región más interna de manera que queda oculta. Lo que está claro es que el secreto se ha puesto de moda en los últimos años tanto en restaurantes como en los hogares españoles. Y por eso te proponemos la riquísima receta.  

Más abajo te descubrirás todas recetas con carne de cerdo pero échale un ojo también a nuestros recopilatorios específicos de recetas con jamón, recetas con salchichas, estofados con cerdo, solomillo de cerdo y las increíbles recetas de migas.  ¡Ánimo y a cocinar! 

Receta destacada

Secreto de cerdo en salsa

(52)

Siempre compartimos contigo nuestros secretos más culinarios y hoy no haremos una excepción. No señor. Hoy te servimos en bandeja esta irresistible receta de secreto de cerdo en salsa.

Ver Receta...

Ingredientes

  • 70 ml de

    Caldo Casero de Carne 100% Natural

  • 350 g de secreto de cerdo
  • 150 ml de vino blanco
  • 20 g de miel
  • 300 g de patata
  • 40 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 40 g de mostaza
  • 200 ml de nata
  • 5 g de pimienta negra
  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

¿A que se te hace la boca agua con las costillas al horno? ¡Tenemos unas recetas que te van a conquistar!  

Te encantarán las costillas de cerdo a la miel. La miel es uno de los ingredientes que más se usa en los asados de carne. Queda estupenda con este tipo de recetas, ya que contribuye a dar jugosidad a la vez que la glucosa queda medianamente crujiente debido al calor del horno. Y qué decir de las costillas, que muchas veces son la mejor opción del cerdo por su sabor suave y dulce que combina genial con el de la miel. Así que, si quieres un menú medieval digno de un banquete real las costillas de cerdo a la miel son tu plato perfecto.  

La costilla, además, se dan a este tipo de platos. A pesar de que son parecidas a las chuletas, estas están formadas por parte de la carne de la caja torácica incluyendo carne entre cada fragmento de hueso, lo que hace que esta carne sea mucho más jugosa. Este corte es tremendamente popular en todo tipo de cocinas debido, no sólo a su sabor y jugosidad, también a su bajo precio. Es típico, además, que puedan marinarse con diferentes ingredientes y especias con el objetivo de conseguir un mayor sabor en la carne.  

¡Pero espérate que también tenemos recetas de chuletas! Está increíble la de chuletas de cerdo con verduras al horno y las chuletas adobadas al horno. ¡Te aseguramos que repetirás! 

¿Eres fan del solomillo? Las recetas de solomillo de cerdo que te traemos son ideales para cualquier momento. ¡Además se preparan muy fácilmente!  

El solomillo es una porción de carne considerada de una calidad excelente, prácticamente el rey de las carnes. Esto se debe a la falta de tejido intermuscular, por lo que solo queda carne de gran calidad. El solomillo de cerdo es uno de los cortes más versátiles y nobles. Se disputa el título de rey de la carne de cerdo con las costillas. Pero, si tiene un defecto es que, al ser una parte tan magra, enseguida puede quedar seca. Por eso conviene prepararlo mediante cocciones suaves o bien en salsa. Una de las ventajas del solomillo es que es una de las partes del cerdo más fáciles de cocinar. Normalmente, basta con pasarlos por la sartén para tener un plato de carne decente. Pero, ¿por qué no buscar formas fáciles para hacer el plato más divertido?  

Te va a encantar la receta que te proponemos de solomillo de cerdo a la pimienta o el solomillo con puré de castañas y setas. Las setas se hacen salteadas en una sartén, mientras que con las castañas se hace un puré delicioso y con un toque dulce. Dos acompañamientos perfectos para degustar el solomillo, un plato con aires otoñales, que por su sencillez y vistosidad tanto puede formar parte de tus comidas del día a día, como sorprender en una comida especial. Pero los dos platos están de rechupete. ¡Hazte el que más te guste! 

¿Estás buscando ideas para recetas de lomo de cerdo? ¡Ya verás con estas vas a disfrutar de ricos platos!  

¿Qué tal si te haces un lomo relleno de manzanas? El lomo de esta carne relleno es de esos platos en los que la imaginación siempre es bienvenida. Lo puedes preparar con mil y un ingredientes y siempre queda bien. Nosotros te proponemos que lo rellenes con manzanas, bacon y ciruelas. Si te gusta el contraste de sabores dulces y salados, seguro que el resultado de este lomo de cerdo relleno te encantará.

Además de sabroso, es un plato muy práctico para los días en los que tengas invitados, porque puedes prepararlo con antelación y no tendrás que estar pendiente de la cocina hasta el último momento. Puedes servirlo además acompañado de un puré de patatas casero o de unas patatas panaderas. ¡Seguro que triunfas!  

Otro plato bien sencillo de hacer es el lomo de cerdo con esencias de tomillo y romero, le dan un aroma buenísimo y súper fresco. Por no hablar de la receta de cinta de lomo de cerdo a las finas hierbas. ¡Espectacular! Estos dos últimos platos combinan de maravilla si los sirves con una ensalada.   Después de leer todas estas recetas habrás descubierto por qué la verdad de este animal se aprovecha todo, y mejor que así sea porque es una buena fuente de proteínas, hierro, potasio y selenio. A la hora de adquirir cualquier parte de este animal puedes optar por la carne blanca y el ibérico. La ventaja del primero es que la carne es menos grasa y la del segundo que su carne es mucho más sabrosa y, por tanto, su precio es mayor.  

¡Disfruta de tus ricos platos!