¿Cómo limpiar bien las orejas de cerdo?

Uno de los puntos más importantes es eliminar todos los pelos que puedan quedar en la pieza que vamos a cocinar. Depende de dónde provenga el cerdo hay que tener especial énfasis en esta fase de la limpieza, y se pueden lavar en el grifo ayudándonos de un pequeño cepillo. También se podría usar cuidadosamente un mechero, o un soplete de cocina, para quemar los de alguna zona de difícil acceso.