Si normalmente cocinas pollo y ahora quieres probar con el pato, consulta estas recetas y aprenderás cuáles son las mejores maneras para hacerlo. A la naranja, asado, relleno, Pekín o confitado, seguro que te encantarán nuestras recetas de pato.

Por cierto, ¿lo has probado alguna vez? La carne de las aves tiene un sabor particular, pero esta es toda una exquisitez. Aunque como es bastante grasa no se puede consumir de forma tan habitual como la de pollo o pavo. Pero en ocasiones especiales cocinar pato puede ser una solución estupenda a una comida con invitados o por qué no para darse el gusto en cualquier momento.

Ver más...

El pato es similar al cerdo en el sentido que es un animal del cual se aprovecha todo. Como hemos comentado de él se puede hacer jamón, que se obtiene después de sazonar y secar las pechugas de pato o más conocidas como magret de pato. También foie gras que es el hígado graso y que se puede comer tanto en crudo como cocinado, y el confit de pato elaborado con los muslos, las mollejas y las alas del pato después de haber sido sometidas a una larga cocción con la grasa del animal.

Todos estos productos derivados del pato y su carne se pueden preparar de muchas maneras. Por ejemplo, el magret se puede hacer frito, al horno o la parrilla, asegurándonos eso sí que quede poco hecho para que no se endurezca. Si preferimos saborear unas recetas de pato entero se puede hacer flambeado o asado a la naranja, que queda muy rico. También queda especialmente bien aquellas comidas con pato acompañadas de deliciosas guarniciones como una cebolla confitada, unas setas salteadas con ajo o una salsa agridulce, de manzana, ciruelas o pera. ¡Ven a ver que recetas puedes hacer con pato!

Receta destacada

Magret de pato a la naranja

(37)

¿Quieres preparar algo especial pero sin pasarte mucho tiempo en la cocina? Entonces estás en la receta ideal ya que, con pocos minutos puedes tener listo un plato delicioso digno de un buen restaurante. Un magret de pato a la naranja que te sorprenderá lo fácil que es de prepararlo. Ver Receta...

Ingredientes

  • 150 g de azúcar
  • 0,5 vaso de agua
  • 1 vaso de zumo de naranja
  • 400 ml de

    Caldo Casero de Carne 100% Natural

  • 30 g de mermelada de naranja
  • 1 chorrito de Cointreau
  • 2 magrets de pato
  • 1 pizca de sal
  • 1 pizca de pimienta negra
  • 4 naranjas
  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

¿Quieres preparar algo especial pero sin pasarte mucho tiempo en la cocina? Entonces estás en la receta ideal, ya que, con pocos minutos puedes tener listo un plato delicioso digno de un buen restaurante. Un magret de pato a la naranja que te sorprenderá lo fácil que es de prepararlo.

En un cazo, echa el azúcar con un poco de agua. Deja hervir hasta que se haga un caramelo. Cuando esté a punto, agrega el zumo de naranja y deja cocer unos minutos a fuego lento.

Agrega el Caldo de Carne Gallina Blanca, la mermelada de naranja y el Cointreau al caramelo y deja cocer hasta que espese un poco. Corta los magrets por la mitad, luego corta la piel a cuadritos pequeños para que se cueza mejor y suelten la grasa. En una sartén sin nada de aceite pon a cocer los magrets.
Cuécelos bien por la parte de la piel, luego dales la vuelta y cuécelos 3 min. Sácalos, ponlos en un plato y tápalos con papel de aluminio 5 min. Salpimiéntalos. Pela la naranja y córtala a gajos. Sirve los magrets con la salsa por encima y unos gajos de naranja para decorar.

Al cocinar pato hay que tener en cuenta que por la cantidad de grasa que tiene es una de las carnes más calóricas y más si se come con piel. Ahora si la cocinamos de tanto en cuando nos aprovecharemos de su gran sabor y de sus increíbles propiedades. Y es que el pato tiene alto contenido de proteínas, además de ser buena fuente de vitaminas como la tiamina, la niacina, la riboflavina y la vitamina B12, y minerales como el hierro, fósforo y cinc.

Una de las propuestas más conocidas y que sabe sacarle provecho a esta carne sin pasarse horas y horas en la cocina es la de magret de pato a la naranja. Es increíblemente fácil de hacer y es digna de un restaurante de alta cocina. Además, el pato es una carne que queda muy bien con los sabores de las frutas, ¡te encantará!

Pero hoy, en esta receta te animamos a preparar un rico confit de pato acompañado de peras. Es una receta clásica que tiene la ventaja de que la carne del animal queda especialmente tierna gracias al proceso de confitado. Además de peras, para prepararlo puedes usar otros ingredientes, pero con esta fruta, tienes el éxito asegurado.

Retira la grasa de los muslos confitados y resérvala. Lava y pela las peras, y retírales el corazón. Córtalas en láminas de un centímetro de grosor.
Pon una sartén al fuego con la mantequilla. Frota las láminas de pera con el limón y ponlas en la sartén con la mantequilla, a fuego medio. Rehoga las peras y, cuando empiecen a tomar color, añade la pastilla de Avecrem Caldo de Pollo.

Cuando las peras comiencen a ablandarse, incorpora el azúcar y el agua y remueve bien para que quede un caramelo suave.
En este punto, retira la grasa que pueda quedar en el confit e incorpora los muslos en la sartén. Remueve bien para que queden impregnados de la salsa y ya estarán listos para servir. Si quieres ver otras recetas con carne puedes pinchar aquí.

Para algunas recetas extra de pato, os recomendamos esta de pato a las uvas y mostaza. Prepara la carne de pato, quita los trozos de piel que sean demasiado grasos; úntalos con abundante mostaza en toda la superficie. Limpia y corta los ajos; enjuaga las uvas blancas y rojas con agua corriente. En una sartén, dora el filete de pato con un diente de ajo y uvas. Añade la pastilla de Avecrem desmenuzada y ½ taza de vino; cocina por otros 15 minutos. Sirve el filete caliente.

También podéis hacer un rico pato a la catalana. Para ello Precalentad el horno a 180º. Pela y hierve las peras cortadas por la mitad durante 15 minutos con el vino rancio. Reserva las peras y el vino. Corta el pato a cuartos y salpimentar.

Cuece en el horno unos 30 minutos y retirarlo. Reservarlo retirando la grasa que ha ido dejando. Sofreír las cebollas picadas con tres cucharadas de la grasa. Añade los tomates rallados, las manzanas cortadas a dados y la mitad de las ciruelas.

Cuando el conjunto esté dorado, añade una cucharada de harina, cocer un minuto y añadir una copa del vino reservado, así como dos cucharones de Caldo de Pollo Gallina Blanca. Cuece 5 minutos más y pasar por el pasapurés. Vuelve a poner en la cazuela con el pato y dejar cocer en el horno 1 hora a 180º hasta que el pato esté tierno. Al final de la cocción, añade las peras, los piñones, las pasas y el resto de ciruelas. Pon también dos cucharadas de miel y la rama de canela. Acaba con una picada de frutos secos. Y esto es todo, si queréis ver más receta como esta para cocinar paella podéis pinchar aquí. ¡Buen provecho!