Pato a la naranja

(47)
  • > 60 min
  • Difícil
  • 4 personas

Hoy te vamos a mostrar cómo hacer un rico pato a la naranja. Pero primero queremos hablarte de algunas de las propiedades de esta versátil ave. El pato es similar al cerdo en el sentido que es un animal del cual se aprovecha todo. Como hemos comentado, al ser un alimento tan versátil, de él se puede hacer jamón, que se obtiene después de sazonar y secar las pechugas de pato o más conocidas como magret de pato. También foie gras, que es el hígado graso y que se puede comer tanto en crudo como cocinado, y el confit de pato elaborado con los muslos, las mollejas y las alas del pato después de haber sido sometidas a una larga cocción con la grasa del animal. Todos estos productos derivados del pato y su carne se pueden preparar de muchas maneras. Por ejemplo, el magret se puede hacer frito, al horno o la parrilla, asegurándonos eso sí, que quede poco hecho para que no se endurezca. Si preferimos saborear unas recetas de pato entero, se puede hacer flameado o asado a la naranja, que queda muy rico. También queda especialmente bien aquellas comidas con pato acompañadas de deliciosas guarniciones como una cebolla confitada, unas setas salteadas con ajo o una salsa agridulce, de manzana, ciruelas o pera. Aquí tienes más recetas con pato. Una de las propuestas más conocidas y que sabe sacarle provecho a esta carne sin pasarse horas y horas en la cocina es la de magret de pato a la naranja. Es increíblemente fácil de hacer y es digna de un restaurante de alta cocina. Además, el pato es una carne que queda muy bien con los sabores de las frutas, ¡te encantará! ¿Te vienes a preparar pato a la naranja? Mira también esta pechuga de pato con granada.

Ingredientes para Pato a la naranja

Cómo hacer Pato a la naranja

  • receta_gallinablanca_patoalanaranja_paso1

    Tu pato a la naranja no empieza con el pato, sino con la naranja. Pélala bien y quita toda la parte blanca de la carne de la naranja para poder ponerla a macerar durante 1 hora. Mientras la naranja va absorbiendo parte del alcohol, limpia bien el pato. Haz, además, unos cortes en la pechuga y en los muslos. ¿Quieres saber por qué? Ten paciencia, pero los usaremos en la parte final de este paso.

  • gallinablanca_patoalanaranja_paso2

    ¡Ya verás como este pato a la naranja te va a quedar como a Arguiñano! Calienta durante 30 segundos la margarina en el microondas para que se quede algo más líquida y júntala con una de las pastillas de Avecrem desmenuzada. Ahora, con este líquido resultante, pinta el interior de estos cortes y pon la naranja macerada en la parte interna del pato. El Cointreau sobrante, guárdalo para más adelante. Ve precalentando el horno a 180º.

  • gallinablanca_patoalanaranja_paso3

    Ahora toca ponernos con el resto de naranjas para nuestro pato a la naranja. Coge una y no la peles, pero córtala en rodajas sin pelar y, a su vez, estas rodajas córtalas por la mitad. Cada una de estas mitades ponlas en cada uno de los cortes que hemos hecho. Sigamos con el pato a la naranja. Ahora, este pato con rodajas de naranja va al horno. Para ello, colócalo en una bandeja apta para horno y rocíalo con el zumo de una tercera naranja. De ahí, al horno que hemos calentado previamente y ve regando el pato de vez en cuando.

  • ¡Seguimos con la receta de pato a la naranja! También, para darle sabor puedes usar los propios jugos que suelta el pato durante su cocción. Pon la opción de grill mientras está encendido el horno y mantén el pato dentro durante 15 minutos más. Ojo, si se tuesta mucho, te recomendamos que bajes la bandeja o bien que cubras el pato con papel de aluminio para proteger la carne del calor. Mientras el pato al horno termina de cocinarse, haz un almíbar. Pasada una hora de la cocción del pato, saca del horno la bandeja con la carne y corta la naranja en rodajas finas. Repártelas por la bandeja y pinta con el almíbar todo el pato. Echa en la bandeja el resto del Cointreau y mete la bandeja en el horno durante 20 minutos más. Esperemos que hayas disfrutado de esta receta de pato a la naranja.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Pato a la naranja

Las pieles de la naranja como las del limón se pueden aprovechar. Ponlas encima de una superficie caliente. De este modo, se secarán e irán desprendiendo olores y perfumando la estancia. Después las puedes usar para aromatizar natillas, flanes o guisos. Para el pato vamos a hacer un almíbar. Pon azúcar en un cazo junto a tres cucharadas de agua y calienta sin que llegue a caramelizar, pero sí consiguiendo un líquido más o menos translúcido y espesito. Cuando ya esté todo hecho podremos comprobar si el pato está ya en su punto. Pincha con una brocheta para ver si el pato está hecho y en cuanto salga seca, ¡a servir! Ponlo entero en la mesa, quedará perfecto. Esperemos que te haya gustado esta maravillosa receta de pato a la naranja. Prueba este magret de pato a la naranja.

 

Únete a la comunidad de Gallina Blanca

Rellena este formulario y recibe en tu correo electrónico ideas de recetas para tus menús diarios, novedades de productos, promociones, contenidos exclusivos y mucho más. ¡No te pierdas nada!

Y ahora, al registrarte consigue este lote de productos.

Consulta las bases legales de la promoción aquí.
 

 

 

*Campos obligatorios