Un magret de pato listo para asar

(11)

A la hora de cocinar una pechuga de pato, es importante hacerle unas marcas en la piel para que suelte parte de la grasa y se cocine mejor. Para ello corta la piel haciendo unos cortes transversales con un cuchillo muy afilado. ¡Ten cuidado de no cortar la carne, sólo la piel!

Valora este truco