Las recetas de cocido sientan al estómago fenomenal. Su preparación no es difícil, así que es un plato que no solo puedes comer en casa de la abuela. ¿Nunca te has atrevido? Sigue estos pasos que no tiene pérdida. ¡Vas a amar la gastronomía popular preparada en casa!  

Son calientes, bien reconfortantes y logran que te sientas de maravilla. Además sirven como plato único, ya que casi no necesita acompañamientos y con un poco de pan para rebañar bien, ¡es más que suficiente!  

Ver más...

En este repertorio te traemos las mejores recetas de cocido de la geografía española. Porque sí, puedes pensar que el madrileño es el más típico, pero también está el murciano, el extremeño, el clásico de Navidad y hasta variantes con lentejas si te apetecen más que los garbanzos. ¿Qué nos dices? ¿A que te apetece probarlos todos?  Con las indicaciones que te damos, ya verás qué fácil es ponerte a cocinar y que te salgan perfectos. Además, te aportamos trucos básicos pero importantes para que te queden el cocido como a tu abuela.  

Antes de descubrir todas estas recetas, también te proponemos también que le eches un ojo a nuestros repertorios de recetas de caldo y de garbanzos. Las recetas de caldo lograrán quitarte cualquier pena en los días de frío. Están buenísimo y te damos desde platos clásicos a otros muy originales. ¿Te gusta un buen caldo de puchero? ¿Te animas a probar un rico cuscús con caldo de mejillones? Las de garbanzos también te van a sorprender: desde cocidos a ricas ensaladas de verano para comer legumbres. ¡Increíble! 

Receta destacada

Cocido madrileño receta tradicional

(20)

El cocido madrileño es una de las recetas más populares de nuestra gastronomía. En cada casa se prepara de una manera pero, ¿te has preguntado cuál es la receta tradicional? ¡Te la descubrimos!

Ver Receta...

Ingredientes

  • 400 g de garbanzos
  • 2 l de

    Caldo Casero de Cocido 100% Natural

  • 150 g de jarrete de ternera
  • 100 g de pollo
  • 100 g de chorizo
  • 100 g de panceta
  • 100 g de repollo
  • 4 zanahorias
  • 3 patatas
  • 0,4 g de pimentón
  • 100 g de fideos
  • 40-60 min
  • Fácil
  • 4 personas
Emplatado con producto cocido madrileño receta tradicional

Cómo hacer cocido

¿Sabes cómo hacer cocido? ¡Te lo explicamos!  Que no te dé ningún apuro, porque es más fácil de lo que crees. Además, con el paso a paso que te damos, te van a salir perfectos. ¡Mira todas las recetas de cocido y puedes elegir cuál es la que más te gusta!  

Escojas el que escojas, en las diferentes recetas para saber cómo hacer cocido te damos trucos para perfeccionarlos. Por ejemplo, ¿sabes cómo hacerlos menos grasientos? ¡Te lo contamos!  La verdad es que si quieres terminar de quitarle la grasa al caldo, solo tienes que dejar que se enfríe para que la grasa se solidifique. Así, con una espumadera puedes quitarla fácilmente. Luego para volver a calentarlo lo puedes hacer en el microondas. ¡Solucionado!

Da gusto tener los sabores de casa en las comidas, ¡y el cocido es una herencia que no podemos perder! Es una maravilla disfrutarlos.  Verás en que los siguientes apartados te destacamos los cocidos madrileños y otros de más regiones. Aquí te hemos destacado el potaje de cocido y el de Navidad. El de Navidad porque seguro que en las fiestas tú y tu familia os reunís en Nochebuena alrededor de una deliciosa cena. Pero esta no era la tradición hace unos años, sino que la familia se reunía en Navidad y hacían recetas como este delicioso cocido de Navidad.

Para hacer esta receta sólo necesitarás algo de tiempo y muy buenas materias primas ya que así tendrás una receta deliciosa para la comida del día de Navidad, tradicional, nutritiva y contundente para enfrentarse a los fríos.  

¡Aprende cómo hacer cocido con las diferentes recetas! 

Cocidos madrileños

Las recetas de cocidos madrileños saben a gloria. Una de las recetas que te destacamos, porque hay varias, es la tradicional. Antes de empezar, te recomendamos que la noche anterior hayas puesto los garbanzos a remojo en agua fría con un puñado de sal. Les añadimos sal para que luego en la cocción queden más blanditos. Si no quieres hacer este paso, siempre puedes comprar garbanzos de bote. Pon el pollo, la panceta y el jarrete de ternera en una cazuela. Espolvorea todas las carnes con pimentón para darle un toque de sabor espectacular. Después, cubre con caldo. Cuando comience a hervir, añade los garbanzos. Verás que antes de añadir los garbanzos se habrá formado una capa de grasa, desprendida por las carnes, en la superficie del caldo. Retírala para que no engrase demasiado nuestro maravilloso caldo.  

A los 20 minutos de cocerse a fuego medio, añade el repollo. Luego los chorizos, también cortados. Cuando se haya hecho un poco, añade las patatas y las zanahorias peladas y cortadas. Es importante que le des algunas vueltas con la cuchara de madera. Por último, cuando veas que se van cociendo, añade los fideos y deja que se hagan. Un pequeño apunte para los que no les guste que el repollo tenga un sabor protagonista. Si quieres reducir su presencia, es tan fácil como cocinarlo por separado y luego añadirlo. ¡Así logras que acompañe a este increíble cocido pero potenciando más los otros ingredientes!  

Supervisa con la cuchara de madera que los fideos se han hecho y han quedado tiernos. Cuando veas que están, ¡listo!  

Otros cocidos

¿Has probado el cocido castellano? ¿Y el extremeño? ¿Y la delicia que es el cocido murciano? ¡Te van a encantar!  

Como sabéis, estos platos son de los más castizos de nuestro recetario y en los cocidos están nuestros orígenes. Por ejemplo, para hacer el castellano, tienes que comienzar poniendo todas las carnes, el tocino, el chorizo, el pollo, la morcilla y el morcillo de ternera, en la misma cazuela. No es necesario que estén muy picadas, aunque sí que te aconsejamos que las cortes en trozos medianos para que sean más sencillas para comer una vez tengas tu cocido de garbanzos castellano listo. Todas estas carnes serán el relleno de tu plato, así que ahora mójalas todas con el Caldo Gourmet de Pollo Gallina Blanca y lleva a ebullición el caldo.

Cuando comience a hervir, tápalo y deja que toda la carne se cocine en el caldo y una combinación de sus propios jugos. Tapar es importante porque esto permitirá que las notas de sabor y aromas se mantengan en la misma cazuela y no se evaporen, sino que estén en un continuo flujo de evaporación y condensación. ¡Son sabores que no queremos que se esfumen!  

Alrededor de 45 minutos son vitales para conseguir que todas las carnes liberen su colágeno y se ablanden, para que así queden tiernas y deliciosas. Cuando hayan pasado esos 45 minutos, destapa tu cocido y añade los garbanzos junto con las verduras. Estas no hace falta que estén troceadas, ya que tras la cocción quedarán melosas y tan tiernas que podrás cortarlas con una cuchara. Agrega un litro de agua y deja que todo se cocine otros 45 minutos más. ¡Y listo!  Tan fácil como esta, son las otras. ¿Ya tienes tu favorita?