Zanahorias cocidas

(2)

Las zanahorias son ricas en vitamina A y encima son superbuenas para la vista e importantes para tener una piel sana. Hoy te contamos cómo puedes cocinarlas de manera sencilla con nuestra receta de zanahorias cocidas. ¡Vamos a ello!

 

  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

  • Caldo Casero de Carne 100% Natural

    100% natural, sabor casero

Cómo hacer Zanahorias cocidas

  • Nos ponemos manos a la obra, pelando las zanahorias, nuestro ingrediente principal. Te recomendamos que para pelarlas utilices un pelador porque vas a ir mucho más rápido. Sin embargo, también puedes utilizar un cuchillo afilado. Una vez peladas, las cortamos a tiras con un cuchillo y desechamos las partes más duras de la zanahoria, como el corazón por ejemplo. Ahora seguimos con la cebolla. La pelamos y picamos con un cuchillo cebollero. Para esto, la vamos a cortar por la mitad y quitaremos ambos cabos. Luego, hacemos cortes verticales desde el lado de la raíz hacia el borde plano sin cortar completamente. Ahora hacemos cortes laterales desde el lado plano y luego terminamos rebanándola a lo largo para trocearla en trozos muy pequeños. ¡Y ya la tenemos! Pero ya sabemos uno de los problemas principales de estos bulbos, y es que nos hacen llorar a la mínima. Así que si quieres evitar esto, te recomendamos que peles la cebolla y la dejes durante diez minutos en un bol lleno de agua. Luego, córtala y seguro que los ojos te lloran muchísimo menos. Pero, ¿sabes por qué lloramos cuando pelamos cebollas? Por que entre sus capas tienen un líquido sulfuroso que es el responsable de que nos lloren los ojos como si no hubiese un mañana. Pero por eso la sumergimos en agua, para que estos productos irritantes se diluyan y no se liberen cuando la cortamos. Y decimos cortarla, porque si no usamos un cuchillo bien afilado lo que estaremos haciendo es machacarla y por tanto liberando muchísima más cantidad de estos sulfuros al aire que terminará llegando a nuestros ojos. ¡Así que si sumamos estos dos truquitos, adiós a llorar cuando cortas cebolla! Después de cortarlas te recomendamos lavar bien el cuchillo bajo el chorro de agua, simplemente deja correr el agua alrededor del cuchillo durante unos 20 segundos. Una vez listas, pon una sartén con mantequilla en el fuego y añádelas cuando la mantequilla esté ligeramente dorada y póchala a fuego lento hasta que vaya cogiendo color.

  • Mientras tenemos la cebolla en la sartén, añadimos tres vasos de agua dentro de una cazuela a la que incorporaremos la sal y el azúcar, de ahí al fuego. Seguidamente, echamos las zanahorias en la cazuela, tapamos y dejamos cocer a fuego bajo hasta que estén casi cocidas. ¿Quieres saber cómo comprobarlo? Fácil, coge un tenedor e híncalo en una de las zanahorias, si ves que se pincha en ella sin tener que hacer mucha fuerza están al dente así que puedes sacarlas del fuego, pero si te gustan más blandas déjalas un par de minutos. Retiramos del fuego, escurrimos las zanahorias y a la sartén donde teníamos la cebolla pochando.

  • Ahora, añadimos el Caldo y dejamos cocer 3 minutos aproximadamente. Finalmente sazonamos con pimienta. Servimos las zanahorias cocidas calientes. ¡Buen provecho!

  • Agregar el Caldo de Carne Gallina Blanca y cocer 3 minutos. Sazonar con pimienta y servir calientes.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Zanahorias cocidas

Puedes hacer variaciones de esta receta de manera fácil. Si tienes otras verduras en la nevera que no sabes cuándo vas a cocinar, este puede ser un buen momento. Por ejemplo, con calabacines. Así, además de darle un sabor extra, le darás un toque de color.

 

Truco destacado de la receta
Recetas variadas

Recetas para todos los días de la semana