¿Cuál es la mejor manera de filtrar el caldo del cocido?

Lograr un caldo limpio, brillante y sin impurezas requiere un trabajo metódico para evitar un gusto demasiado potente y grasiento. Para empezar hay que desespumar el caldo durante la cocción, retirar la grasa con una cuchara o quitar la grasa solidificada después de unas horas conservado en la nevera y filtrar el caldo a través de un colador de malla muy fina de tela. Para acabar de clarificar el caldo otra solución es incorporar un paño blanco muy fino si quieres asegurar que desaparezcan todas las impurezas.