Fiambre de pollo, jamón y bacon

(19)

Inspirados en los patés de campaña, los fiambres siempre impresionarán a los comensales. Especialmente cuando les digas que no los has comprado en una charcutería de lujo, sino que los has hecho tú.Ver más...

  • 10-20 min
  • Media
  • 4 personas

Ingredientes

  • Avecrem Caldo de Pollo

    Con Avecrem, ¡triunfas!

Cómo hacer Fiambre de pollo, jamón y bacon

  • Tritura dos pechugas de pollo, el jamón, el huevo, las finas hierbas y las pastilla de Avecrem Caldo de Pollo

    PASO 1

    Tritura dos pechugas de pollo, el jamón, el huevo, las finas hierbas y las pastilla de Avecrem Caldo de Pollo hasta obtener una pasta homogénea.

  • Forra un molde de plum-cake con el beicon y rellena con la mitad de la mezcla

    PASO 2

    Forra un molde de plum-cake con el beicon y rellena con la mitad de la mezcla, coloca encima la otra pechuga a filetes y reparte los tacos de bacon ahumado, cubre con el resto de la mezcla y tapa con las tiras de beicon sobrantes.

  • Cuécelo al horno al baño maría a 180º durante 20 minutos.

    PASO 3

    Cuécelo al horno al baño maría a 180º durante 20 minutos. O al microondas unos 12 minutos a máxima potencia.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Fiambre de pollo, jamón y bacon

El Truco: hacer hierbas aromáticas

Si cuando compras hierbas frescas (albahaca, menta, cilantro, hierbabuena...) no gastas el manojo entero, átalas y déjalñas secar a oscuras en un armario. Después separa las hojas y guárdalas en recipientes herméticos. Al cabo de un tiempo podrás sustituir las finas hierbas de esta receta por tu propia mezcla.
 

De platos sosos a sabrosos en un Chup, Chup

Descubre cómo enriquecer tus platos con Avecrem.

Comprar online

Y es que el ingenio que le pongamos en una receta es tan importante como los ingredientes de la misma. Piénsalo bien, un poco de pollo, jamón York y bacon… en principio no es para echar cohetes pero cuando les das forma y lo sirves como un untuoso entrante casero, ¡la cosa cambia!

Platos como este, de aspecto y sabor rústicos, piden a gritos un buen pan. O, mejor, un juego de distintos panes. Integrales, de semillas, con especias… sírvelos mezclados y que los comensales jueguen con ellos. ¿Cuál será su preferido?