Solomillo wellington con bacon

(4)

 

El solomillo es una de las carnes más nobles y tiernas de la ternera, perfecta para los platos navideños. Y si encima haces un delicioso solomillo Wellington con bacon conseguirás hacer salivar a todos tus comensales. 

  • 40-60 min
  • Media
  • 4 personas
Solomillo wellington con bacon bodegón

Ingredientes

  • Caldo Casero de Pollo 100% Natural

    100% natural, sabor casero

Cómo hacer Solomillo wellington con bacon

  • Solomillo wellington con bacon Paso 1

    Para empezar, comienza salpimentando el solomillo y dóralo en la cazuela. Déjalo enfriar y cuando se haya atemperado, úntalo con la mostaza de Dijon. Te damos un truquito para que la carne te queda hipertierna. Combina la mostaza con un elemento ácido -te recomendamos un chorrito de limón- y reboza el solomillo con esta mezcla. La acidez del limón contribuirá a ablandar la carne y a hacer que el sabor de la mostaza penetre en ella. Ganarás una carne jugosa, tierna y sabrosísima. Una vez hecho esto, en la misma cazuela, sofríe las chalotas cortadas en juliana y añade los champiñones laminados. Ve sofriendo hasta que alcancen un colorcito dorado. En ese momento, añade la harina en crudo, remueve hasta que se cocine y vierte el caldo. Cuando espese, reserva la mezcla.

  • Solomillo wellington con bacon Paso 2

    Coloca en la encimera una lámina de papel film y sobre ella coloca las láminas de bacon ligeramente superpuestas y pon sobre estas el relleno de champiñones que teníamos reservado, esparciendo bien para que el relleno alcance todas las esquinas. Una vez hecho esto con el relleno, coloca sobre él el solomillo. Envuélvelo bien y presiona ligeramente para pasar a guardarlo en la nevera durante 15 minutos.

  • Solomillo wellington con bacon Paso 3

    Extiende una lámina de hojaldre y corta un tercio. Reserva este tercio para la decoración posterior. Sobre la lámina que vamos a usar, espolvorea un poco de pan rallado y coloca el solomillo envuelto en bacon que teníamos enfriando pero sin el film. Pinta los bordes de la masa de hojaldre con huevo batido, así lo que conseguiremos es que se pueda cerrar el hojaldre y hacerse un delicioso paquetito para cocinar nuestro solomillo Wellington. Dale la vuelta al paquete y pinta otra vez la parte superior del solomillo Wellington. Coloca el enrejado decorativo y vuelve a pintar con huevo batido. Con esto tendremos un hojaldre mucho más dorado y crujiente. Puedes hacerlo sin pintar, obviamente, ¡pero piensa en lo bonito que te va a quedar si lo haces como te aconsejamos!. Pincha toda la masa de hojaldre. ¿Por qué hacemos esto? Para evitar que se formen burbujas de aire en el hojaldre y entonces quede un acabado irregular. Y ya está, ya tenemos el solomillo Wellington, ¡listo para hornear! Precalienta el horno a 200º durante 10 minutos antes de meter el solomillo y hornea a 200º durante una media hora.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Solomillo wellington con bacon

Para darle un toque aún más delicioso a tu solomillo Wellington te vamos a contar cómo hacer una riquísima salsa. Sofríe dos chalotas, moja con el Oporto y deja reducir. Vierte 200 ml de caldo y mientras esperas a que hierva, mezcla una cucharada de maicena con un poco de agua fría y vierte sobre la salsa esta mezcla cuando empiece a hervir. Añade 5 g de mantequilla y bate con energía. Y listo, ya tienes una salsa para acompañar tu riquísimo solomillo Wellington.

Truco destacado de la receta
Recetas variadas

Recetas para todos los días de la semana