receta_alitasdepolloalhorno_video_youtube_gallinablanca

Alitas de pollo al horno

(143)
  • 40-60 min
  • Fácil
  • 4 personas

¿Sabes cómo preparar alitas de pollo al horno? Las alitas de pollo al horno son uno de los bocados más sabrosos que existen. Su jugoso interior, la piel crujiente y las especias que le dan un sabor perfecto hacen que sean uno de los mejores picoteos. En casa se preparan mucho cuando toca cenar viendo una película o cuando vemos un partido. ¡Es una cosa que encanta! Esta receta de alitas de pollo al horno triunfa porque, además de ser fácil y rápida de cocinar, tiene un toque mediterráneo muy apetecible. El perejil, el ajo y el chorrito de limón son ingredientes que se llevan de maravilla con las alitas de pollo. ¡Ya verás que macerado tan espectacular vamos a preparar! Te vamos a dar también el secreto para que te queden super crujientes por fuera. Ah, otra cosa que gusta mucho: al hacerlas en el horno puedes usar la cocina para preparar una ensalada que las acompañe. ¿Qué te parece? Bueno, cuando las tengas listas, ya sólo tendrás que pensar una cosa: ¿con qué película las vas a acompañar? Si la próxima ocasión te apetece prepararte unas alitas de pollo diferentes, te damos otras recetas con toques distintos para que varies. Lánzate a cocinar estas suculentas alitas de pollo con miel, el toque dulce conquistará el paladar de todos los comensales. También está exquisita esta receta de alitas de pollo adobadas, un aperitivo rico y delicioso por la mezcla de especias que se usan para hacer el adobo. Para acompañar a las alitas lo mejor suele ser algo ligero y fresco, como una ensalada andaluza. Y ahora…¡a cocinar las alitas de pollo de hoy! Los ingredientes de las alitas de pollo seguro que los tienes ya en la cocina.

 

 

Ingredientes para Alitas de pollo al horno

Cómo hacer Alitas de pollo al horno

  • receta_alitasdepolloalhorno_paso1_gallinablanca

    Para que estas alitas de pollo al horno queden crujientes las vas a dejar reposar con un macerado increíble. El macerado también sirve para darles el sabor que necesitan las alitas de pollo, ¡lo importante es darles un gusto especial! Para preparar el macerado coge un bol. Echa dos cucharaditas de pimentón, media de comino y un poco de pimienta negra. Ralla un trozo de jengibre y echa 200 ml de Caldo Casero de Pollo 100% Natural Gallina Blanca. Exprime medio limón y suma la salsa de soja. ¡Esto está espectacular!

  • alitasdepolloalhorno_paso2_gallinablanca

    Si no tienes las alitas de pollo preparadas tienes que quitarles la punta y partirlas en dos. La punta la puedes desechar o guardar para hacer un rico caldo, ¡como quieras! Mete las alitas de pollo dentro del bol del macerado. Déjalas reposar una noche. Las tienes que dejar todo ese tiempo porque es importante que se impregnen bien de sabor. Marinarlas es clave para que el resultado sea sencillamente increíble.

  • alitasdepolloalhorno_paso3_gallinablanca

    Al día siguiente, dispón las alitas de pollo en una bandeja de horno con un poco de jugo del macerado. Reparte 4 dientes de ajos enteros y sin pelar. Exprime medio limón por encima de las alitas y echa un chorrito de aceite de oliva virgen extra. ¡Esto se va para el horno! Hornea a 200º durante 15 minutos. ¡Pero solo ese tiempo! Es un primer horneado para que se vayan haciendo unas deliciosas alitas de pollo al horno.

  • alitasdepolloalhorno_paso4_gallinablanca

    Pasados esos 15 minutos, saca la bandeja del horno. Para darles jugosidad, vierte Caldo Casero de Pollo 100% Natural Gallina Blanca. Con esto evitarás que se quemen, se churrasquen o queden resecas las alitas de pollo. Vuelve a meter la bandeja al horno y continúa la cocción hasta el final. ¿Notas que sale un delicioso olor del horno? ¡Eso es que ya están listas! Disfruta de estos riquísimos bocados que saben a gloria.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Alitas de pollo al horno

Ahora que ya sabes cómo hacer alitas de pollo al horno, vamos a mejorarlas. Antes de poner a marinar las alitas, es conveniente quemarles los restos de plumas que puedan tener adheridas. Para ello, puedes usar la llama del fogón o, si trabajas con una cocina eléctrica, con un soplete de cocina. En este caso, ten la precaución de colocar las alitas en un recipiente que aguante bien el calor (puede ser una sartén). Puedes disponerlo sobre la superficie de los fuegos, que aguanta temperatura. Si esta receta te gusta prueba a hacer todo tipo de combinaciones con los ingredientes aromáticos que dan sabor a las alitas. Puedes añadir un poco de curry, por ejemplo si quieres darle un toque diferente. También estragón, tomillo o romero. Improvisa, las alitas van bien con todo. Para que nunca quieres quedarte sin ideas, descubre todas las recetas de alitas de pollo en este recopilatorio que hemos creado para ti.

 

Truco destacado de la receta

Únete a la comunidad de Gallina Blanca

Rellena este formulario y recibe en tu correo electrónico ideas de recetas para tus menús diarios, novedades de productos, promociones, contenidos exclusivos y mucho más. ¡No te pierdas nada!


 

 

 

*Campos obligatorios