pollo a la cerveza

Pollo a la cerveza

(63)
  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

Te presentamos una receta fácil y original para preparar pollo con cerveza, que le dará un sabor delicioso y sorprendente. De las muchas formas que existen de preparar el pollo, esta preparación destaca por su toque innovador al acompañarlo con cerveza. ¡Ya verás qué receta más rápida y sencilla pero la mar de gustosa te queda! 

Seguramente lo habitual es que consumáis esta bebida tan arraigada en nuestro país sola, acompañada con un aperitivo en una terraza, lo cierto es que la cerveza se puede usar para cocinar con resultados sorprendentes y deliciosos, del mismo modo que nuestra gastronomía también ha abrazado las capacidades culinarias del vino o del licor. Sin embargo, cocinar con cerveza tiene la ventaja que tienes algo que tomarte mientras cocinas. ¡Con esta receta de pollo a la cerveza todo son ventajas!  

Es más, siguiendo todos los pasos de esta receta tan sencilla, es posible lograr crear un plato fácil con un toque excepcional. Además, la carne con cerveza está de rechupete y aunque se trata de una receta elaborada con alcohol, la pueden comer todos en casa, puesto que durante la cocción, el alcohol se evapora y solo permanece el delicioso sabor.  

¿Quieres apreder cómo hacer esta receta pollo a la cerveza tradicional? ¡Ve a buscar una cerveza y sigue leyendo! En poco tiempo tendrás listo un plato riqu´isimo que amenizará cualquier comida o almuerzo.  

Por último, si lo que quieres es complicarte todavía menos, también puedes preparar esta receta de pollo a la cerveza al horno. Conseguirás una carne tierna con un gusto buenísimo con la ayuda del horno. Ahora... ¡A disfrutar!  

 

Ingredientes para Pollo a la cerveza

Cómo hacer Pollo a la cerveza

  • ¡Vamos allá! Primero de todo, necesitamos preparar el recipiente donde ocurrirá la magia. Para ello, empieza echando un generoso chorro de aceite de oliva en una cazuela resistente y colócala sobre el fuego para calentarla.

  • dora el pollo

    Cuando la cazuela esté caliente, coloca cuidadosamente las piezas de pollo y déjalas dorar por ambos lados hasta obtener un tono dorado apetitoso. Mientras el pollo se dora, exprime el limón para obtener su jugo y resérvalo, asegurándote de eliminar cualquier pepita indeseada. 

  • añade el Avecrem

    Una vez que el pollo esté uniformemente dorado, vierte el jugo de limón recién exprimido sobre las piezas doradas. Añade la pastilla de Avecrem Caldo de Pollo, desmenuzándola para que se disuelva fácilmente en la preparación. Remueve con atención para mezclar bien los sabores y asegurarte de que la pastilla de caldo se integre adecuadamente. Esta combinación le dará un toque ácido y lleno de sabor que resaltará todos los sabores de esta receta de pollo a la cerveza. Por úlitmo, lo más importante:  vierte la cerveza sobre la mezcla para aportar el toque de sabor sorprendente. 

  • cuece con la olla tapada

    Una vez hayas añadido todos los ingredientes, cubre la cazuela con su tapa y reduce la intensidad del fuego al mínimo. Deja que el pollo se cocine a fuego lento durante al menos 40 minutos, permitiendo que los sabores se fusionen y el pollo se vuelva tierno y jugoso.

  • Una vez transcurrido el tiempo de cocción, podrás retirar la cazuela del fuego. ¡Y ahora sí, tu delicioso pollo con cerveza está listo para ser servido y disfrutado en todo su esplendor! Como tantos otros platos a la cazuela, puedes comerlo al momento, pero también puedes reservarlo y recalentarlo. Si lo comes después de dejarlo reposar, ¡verás que esta igual o más bueno! 

  • Si queres darle todavía un toque extra a esta receta, sírvela con la misma cerveza con la que lo has cocinado y haz tu maridaje particular. ¡Ya verás qué bueno! 

    Si te ha gustado esta receta, descubre otras recetas con carne fáciles y sencillas y sorprende a tus comensales!  

Valora esta receta

Consejos para cocinar Pollo a la cerveza

El truco: con un toque de limón

Como has visto, esta receta incluye el jugo de un limón para ligar y acentuar los sabores. Esto hace que la receta de pollo a la cerveza sea mucho más potente, pero si quisieras una versión más suave, hay un truco muy fácil que te puede resultar interesante de probar.  

Para conseguir una receta de pollo a la cerveza igual de deliciosa pero más suave, no vas a echar la cerveza y el jugo del limón por separado. En lugar de eso, vas a echar una mezcla de las dos cosas. ¿Sabes de lo que hablamos? ¡De una cerveza con limón! Al echar una cerveza con limón en vez de una cerveza normal, le das un sabor ácido menos fuerte que echando por separado cerveza y trozos de limón y te quedará un plato de lo más refrescante. Además, te va a quitar tiempo. ¡Pruébalo! 

Si este ingrediente tan versátil es uno de tus favoritos, echa un vistazo a todas las recetas con pollo. Si lo que quieres es probar más recetas que combinan cerveza y carne, recuerda este truquito, ¡puedes aportarlo a muchísimas otras recetas! 

 

Truco destacado de la receta

Únete a la comunidad de Gallina Blanca

Rellena este formulario y recibe en tu correo electrónico ideas de recetas para tus menús diarios, novedades de productos, promociones, contenidos exclusivos y mucho más. ¡No te pierdas nada!

Y ahora, al registrarte consigue este lote de productos.

Consulta las bases legales de la promoción aquí.
 

 

 

*Campos obligatorios