Pechugas de pollo mucho más sabrosas

Pechugas de pollo mucho más sabrosas

Es tan sencillo como macerar la carne en una bandeja con leche, ajo, y perejil picados. Dejaremos el pollo así, durante dos horas como mínimo, para que la carne se impregne bien de todos esos aromas. Escurrir bien antes de prepararlas. ¡La comida sana no tiene porqué ser insulsa!

Valora este truco