Las pechugas de pollo son un producto tan versátil que nos dan la oportunidad de ser muy creativos en la cocina y preparar distintas recetas combinando las pechugas con otros ingredientes, salsas y técnicas culinarias. Las podemos hacer a la plancha, marinarlas para darles un toque especial, hacerlas en brochetas para ser más creativos, rellenarlas con verduritas… Las posibilidades son infinitas.

Además nos gustan a todos y a todas. Su carne es tan suave que suele gustar a pequeños y mayores. Y nos da la oportunidad de mantener una dieta saludable gracias a su carne con bajo contenido en materia grasa, sin comer siempre la clásica pechuga de pollo a la plancha.

Ver más...

Hoy nos vamos a centrar en algunas recetas en concreto para que podáis empezar a cocinar estas ricas pechugas de pollo que siempre están en todas nuestras cestas de la compra. Haremos pechugas rellenas de espinacas y queso para que podáis ser unos buenos anfitriones y quedar como super chefs sin gastar mucho, unas pechugas al horno bien sabrosas y jugosas y por último unas pechugas con salsa de miel y mostaza para chuparse los dedos. ¿Estáis listos y listas para empezar a cocinar?

Si después de ver este recopilatorio de recetas con pechugas de pollo te entra el gusanillo de probar otras cosas no te pierdas nuestra selección de recetas con pollo. Y si lo que quieres es algo un poco más especial te recomendamos que le eches un ojo a nuestras recetas para cocinar pato. ¡Son unas recetas de escándalo!

Receta destacada

Pechuga de pollo con chips de patata

(25)

Puede ser que lo tengas entre tus platos favoritos y habituales. Es extremadamente sencillo de hacer, sabroso y completo. Hablamos de las pechugas de pollo a la plancha con patatas dulces. Ver Receta...

Ingredientes

  • 4 filetes de pechuga de pollo
  • 300 g de patatas dulces
  • Un chorro de

    Avecrem Plancha Hierbas Aromáticas

  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimentón dulce
  • Salvia
  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

Recetas de pechugas rellenas

Preparar unas pechugas rellenas parece más complicado de lo que es. os vamos a ir guiando paso a paso para que podáis hacer una rica receta digna de un buen restaurante. Dejaréis a todos y a todas con la boca abierta.

Hay muchos rellenos que podemos usar para las pechugas de pollo. El más usado es el relleno de jamón y queso, pero esta vez vamos a ser un poco más creativos y vamos a hacer una receta más healthy usando espinacas y queso crema.

¿Empezamos? Primero necesitaremos tener en la cocina las pechugas de pollo, queso crema, espinacas, queso parmesano, mayonesa ajo y si tenéis tambíen podéis usar paprika.

Primero pon a precalentar el horno a 180 grados. Mientras se precalienta hacemos un corte en medio de las pechugas sin llegar a traspasar al otro extremo. Cubrimos la pechuga con un poco de ajo en polvo, sal y la paprika, para darle un toque y un poco de color por fuera. En un bol mezclamos dos cucharadas de mayonesa, el queso crema, un poco de ajo picado, queso parmesano rallado y las espinacas que previamente hemos lavado y cortado a tiras finas. Lo mezclamos todo bien y rellenamos las pechugas con la mezcla. Ponemos las pechugas en el horno y dejamos que se cuezan durante 30 minutos más a menos a 180 grados.

Usar el horno para cocinar te permite poder hacer otras elaboraciones, cosas en casa o relajarte mientras se va cocinando la comida, ya que no has de estar removiendo y tan pendiente de que se enganche o pase la comida. Por ese motivo hoy vamos a practicar una sencilla receta de pechugas de pollo al horno que te va a permitir cocinar sin agobiarte y además disfrutar de unas pechugas jugosas y sabrosas.

A veces se piensa que las pechugas de pollo son la parte que menos sabor tiene y que puede quedar un poco seca si se cocina en exceso, pero con la receta que os hemos preparado estarán jugosas y sabrosas.

Antes de poner las pechugas de pollo en el horno las vamos a aderezar para darles más potencia de sabor. Les haremos unos pequeños cortes transversales para que recojan bien el aderezo. Vamos a poner un poco de sal, ajo y hierbas por encima de las pechugas.

Acompañaremos las pechugas de pollo con unas cebollitas y patatas para tener un buen acompañamiento. Cortaremos las patatas previamente peladas y la cebolla en rodajas de 1 cm aproximadamente. En una fuente para horno añadiremos las pechugas con la cebolla y las patatas y un poco de aceite de oliva para que no se pegue.

Además si queréis le podéis añadir un poco de caldo de pollo y vino tinto para ayudar a que las pechugas se empapen y queden muy jugosas. Las dejaremos cocinar durante unos 30 minutos aproximadamente a 180 grados. Y ya tenemos la comida preparada. ¡Buen provecho!

Nos encantan las recetas con salsa para poder mojar pan en la salsa y terminar la comida con un buen sabor de boca. Con esta receta aprenderás a preparar unas deliciosas pechugas de pollo en salsa bien jugosas, fáciles de preparar y con una salsa espectacular. ¿Qué ingredientes vamos a necesitar?

En nuestra cesta de la compra vamos a tener que añadir pechugas de pollo, crema de leche, vino blanco, mostaza de grano, miel, pimienta, aceite y sal. Una vez tengamos todos los ingredientes podemos empezar a prepararlo todo. Veréis que es una receta muy sencilla y rápida de preparar.

Primero doramos un poco las pechugas por ambos lados en una sartén con aceite. Una vez cojan color doradito las dejamos reposar en un plato y empezamos a preparar la salsa. Vertemos el vino con la miel en la misma sartén de las pechugas y dejamos cocinar unos 3 minutos hasta que el alcohol del vino se haya evaporado. Entonces añadimos la mostaza en grano y la crema de leche y mezclamos bien.

Seguidamente añadimos las pechugas y tapamos la sartén para dejar cocinar a fuego medio durante unos 15 minutos más o menos. A los 7 o 8 minutos podemos darles la vuelta a las pechugas para asegurar que se hagan bien por ambos lados. Ya tenemos las pechugas listas. Las podéis servir sin acompañamiento o acompañarlas de un poco de arroz blanco, patatas fritas o brócoli. Disfrutar de un plato delicioso, fácil de preparar y sencillo es fácil siguiendo nuestra recetas. Haz de cocinitas y pruébalas todas.