Las recetas de pechuga de pollo son tan versátiles que nos dan la oportunidad de ser muy creativos en la cocina y preparar distintas recetas combinando las pechugas con otros ingredientes, salsas y técnicas culinarias. Las podemos hacer a la plancha, marinarlas para darles un toque especial, hacerlas en brochetas para ser más creativos, rellenarlas con verduritas… Las posibilidades son infinitas. ¿Y lo mejor? Las recetas de pechuga de pollo son fáciles. Además, nos gustan a todos y a todas. Su carne es tan suave que suele gustar a pequeños y mayores. Y nos da la oportunidad de mantener una dieta saludable gracias a su carne con bajo contenido en materia grasa y calorías, sin comer siempre la clásica pechuga de pollo a la plancha. Hoy nos vamos a centrar en algunas recetas en concreto para que podáis empezar a cocinar estas ricas pechugas de pollo que siempre están en todas nuestras cestas de la compra. Haremos pechugas rellenas de espinacas y queso para que podáis ser unos buenos anfitriones y quedar como super chefs sin gastar mucho, unas pechugas al horno bien sabrosas y jugosas y por último unas pechugas con salsa de miel y mostaza para chuparse los dedos. ¿Estáis listos y listas para empezar a cocinar pechugas de pollo? Si después de ver este recopilatorio de recetas con pechugas de pollo te entra el gusanillo de probar otras cosas no te pierdas nuestra selección de recetas con pollo. Y si lo que quieres es algo un poco más especial te recomendamos que le eches un ojo a nuestras recetas para cocinar pato. ¡Son unas recetas de escándalo!

Ver más...

Beneficios y propiedades de la pechuga de pollo

Entre los múltiples beneficios y propiedades de la pechuga de pollo, destaca que es de fácil digestión. Su constitución la hace muy saludable, puesto que la carne de pollo es rica en nutrientes como proteínas, lípidos, Vitamina 3 y minerales como calcio, hierro, zinc, sodio, potasio y magnesio, entre otros y la mayor parte de la grasa del pollo se encuentra en la piel, por lo que es fácil de evitar. Además, es un producto accesible, puesto que la pechuga de pollo es de los alimentos de menor coste del mercado. Es fácil de congelar, ya sea cocinada o cruda, lo que significa que siempre te va a sacar de un apuro. Como verás, es un alimento muy versátil. La pechuga de pollo adquiere el sabor de los ingredientes con que la cuezas, con lo que podrás elaborarla al horno, en salsa, rellena con las verduras o ingredientes que más te gusten ¡y siempre quedará gustosa! Especialmente con recetas al horno que respetan e intensifican muy bien los sabores.

Receta destacada

Pechuga de pollo con chips de patata

(25)

Puede ser que lo tengas entre tus platos favoritos y habituales. Es extremadamente sencillo de hacer, sabroso y completo. Hablamos de las pechugas de pollo a la plancha con patatas dulces. Ver Receta...

Ingredientes

  • 4 filetes de pechuga de pollo
  • 300 g de patatas dulces
  • Un chorro de

    Avecrem Plancha Hierbas Aromáticas

  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimentón dulce
  • Salvia
  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

Recetas de pechugas de pollo rellenas

Preparar unas pechugas rellenas parece más complicado de lo que es. os vamos a ir guiando paso a paso para que podáis hacer una rica receta digna de un buen restaurante. Dejaréis a todos y a todas con la boca abierta.

Hay muchos rellenos que podemos usar para las pechugas de pollo. El más usado es el relleno de jamón y queso, pero esta vez vamos a ser un poco más creativos y vamos a hacer una receta más healthy usando espinacas y queso crema.

¿Empezamos? Primero necesitaremos tener en la cocina las pechugas de pollo, queso crema, espinacas, queso parmesano, mayonesa ajo y si tenéis tambíen podéis usar paprika.

Primero pon a precalentar el horno a 180 grados. Mientras se precalienta hacemos un corte en medio de las pechugas sin llegar a traspasar al otro extremo. Cubrimos la pechuga con un poco de ajo en polvo, sal y la paprika, para darle un toque y un poco de color por fuera. En un bol mezclamos dos cucharadas de mayonesa, el queso crema, un poco de ajo picado, queso parmesano rallado y las espinacas que previamente hemos lavado y cortado a tiras finas. Lo mezclamos todo bien y rellenamos las pechugas con la mezcla. Ponemos las pechugas en el horno y dejamos que se cuezan durante 30 minutos más a menos a 180 grados.

¡Estas recetas de pechuga de pollo al horno te van a sorprender! Cuando las pruebes, verás que es una forma de cocción que le va perfecta a las pechugas de pollo. Muchas personas prefieren muslos de pollo a pechugas de pollo porque tienen la fama de ser secas. Sin embargo, para que te queden unas pechugas de pollo jugosas, el horno es tu mejor aliado. Además, usar el horno para cocinar te permite poder hacer otras elaboraciones, cosas en casa o relajarte mientras se va cocinando la comida, ya que no has de estar removiendo y tan pendiente de que se enganche o pase la comida. ¡Son recetas perfectas para el verano, cuando quieres estar haciendo otras cosas! Por ese motivo te invitamos a practicar con unas sencillas recetas de pechuga de pollo al horno que te van a permitir cocinar sin agobiarte y además disfrutar de unas pechugas jugosas y sabrosas. Es hora de sorprenderte y chuparte los dedos, ¿te atreves?

La solución absoluta para conseguir una carne tierna son estas recetas de pechuga de pollo en salsa. Algunas personas son reticentes a las recetas de pechuga de pollo porque puede quedar un poco seca si se cocina en exceso. Sin embargo, una base cremosa y deliciosa se mezclará a la perfección con las pechugas de pollo de manera que no tendrás que preocuparte más. Con estas recetas aprenderás a preparar unas deliciosas pechugas de pollo en salsa bien jugosas, fáciles de preparar y con una salsa espectacular. Además, te enseñamos cómo cocerlas para que queden perfectas, hasta que desmenuzarlas sea un regalo en tu plato. Nos encantan las recetas con salsa para poder mojar pan en la salsa y terminar la comida con un buen sabor de boca. Sea cuál sea tu salsa favorita, combinarla con la pechuga de pollo será un acierto sin duda. ¿Te animas a probar una de las nuestras?

Recetas de pechugas de pollo sanas

Las recetas de pechuga de pollo son sanas. ¿Por qué? Es una carne blanca, perfecta si estamos cuidando nuestro peso. El tejido de su carne es fácil de procesar por nuestro cuerpo, lo que hace que el pollo sea fácil de digerir y recomendado como alimento para personas que sufren de problemas digestivos. Además, la pechuga de pollo es uno de los primeros alimentos que pueden tomar los niños. Con todo, es un alimento que se adapta a todos los paladares de casa. ¿Cómo preparar la pechuga de pollo? Su carne aporta proteínas, grasas y minerales a nuestro organismo. Entonces, para crear una receta sana, la clave estará primero en cómo cocemos la pechuga de pollo y, segundo, con qué alimentos la complementamos. Al ser un alimento tan versátil, es fácil combinarlo con verduras, ¡incluso crudas para crear una ensalada! Hay muchísimas recetas ligeras que puedes elaborar con pollo, no solo para el verano. Si te apetece un plato con pechuga de pollo caliente pero no demasiado copioso, también tienes muchas opciones de recetas para cenas ricas y saludables.

¿Tienes pechugas de pollo y vas en busca de recetas fáciles? Aquí encontrarás ideas para elaborarlas que les sacarán su mejor sabor sin complicaciones. A veces se piensa que las pechugas de pollo son la parte que menos sabor tiene, pero con las recetas que os hemos preparado estarán jugosas y sabrosas. Ya verás que hay muchísimas recetas a parte de las pechugas de pollo a la plancha que puedes hacer con pocos ingredientes. La verdad es que con poco que tengas en la nevera, puedes preparar unas pechugas de pollo riquísimas. Ya sean verduras, especias, o salsas, tendrás listo un delicioso plato sin dificultad. El pollo es un ingrediente muy popular que se usa en muchísimos países, y cada uno lo prepara a su manera. Para estas recetas con pechuga de pollo, cogemos inspiración de los cinco continentes para que disfrutes de unas pechugas de pollo con ingredientes clásicos como el tomate o más atrevidos como con mostaza, pero también con recetas de pechuga de pollo al estilo asiático.

Las recetas de pasta con pechuga de pollo crean una combinación perfecta. ¿Quién dijo que la pasta y el pollo son el primer y el segundo plato? Aquí encontrarás recetas de pasta con pechuga de pollo para crear platos completos, saciantes, y deliciosos para toda la familia. Cuando pensamos en pasta, nos vienen a la cabeza los macarrones, los espaguetis… Pasta seca con su salsa. Pero la verdad es que la pasta y la carne son buenos amigos, y la pechuga de pollo es el ingrediente perfecto para esta combinación. ¿Has probado la lasaña de pollo? ¿Has hecho alguna vez salsa alfredo con pollo? ¿Has hecho alguna vez pasta rellena de pechuga de pollo? Sea cual sea tu respuesta, aquí podrás seguir las recetas de pasta con pechuga de pollo perfectas para elaborar platos saludables y divertidos. Seguro que la pechuga de pollo cogerá protagonismo en tus platos de pasta a partir de ahora.