¿Cómo hacer bechamel con cebolla?

La bechamel es una salsa que parece fácil, pero ojo, pierde la atención un momento y despídete de una bechamel blanquita y sin grumos.

Pero, te tenemos un truco ideal para evitar estos últimos: la cebolla. Con ella conseguimos evitar que se queme y eliminar los grumos. Para hacerla, incorpora dos cucharas soperas de cebolla picadita, picadita a tu receta preferida de bechamel.

Para incluirla en la receta, simplemente añádela junto a la mantequilla y haz un sofrito justo antes de añadir la harina. A partir de aquí, ya sabes, simplemente deja que la harina se cocine y no pares de remover. Incorpora la leche templada, sigue removiendo sin parar, y cocina hasta tener una masa consistente.