¿Cómo se congelan las alcachofas?

Congelar alcachofa es un truco genial para poderlas saborear fuera de temporada. Para ello, podemos congelarlas en crudo o un poco cocinadas. Sea como sea, hay que limpiarlas, quitar las hojas y partes más duras y cortarlas en trozos de la medida que prefieras. Una vez listas, las puedes guardar en bolsas de congelación y meterlas al congelador o escaldarlas cinco minutos en una olla con agua hirviendo. Una vez secas y frías, podrás congelarlas.

Congelar alcachofa es un truco genial para poderlas saborear fuera de temporada. Para ello, podemos congelarlas en crudo o un poco cocinadas. Sea como sea, hay que limpiarlas, quitar las hojas y partes más duras y cortarlas en trozos de la medida que prefieras. Una vez listas, las puedes guardar en bolsas de congelación y meterlas al congelador o escaldarlas cinco minutos en una olla con agua hirviendo. Una vez secas y frías, podrás congelarlas.