Alcachofas apetecibles

(8)

Las alcachofas se ponen negras en seguida y eso no gusta a nadie. ¿La solución? Ponerlas en remojo con agua una vez peladas. Deberás añadir al líquido zumo de limón o troncos de perejil rotos. La vitamina C del limón o la A del perejil evitarán que se oxide la alcachofa y que se ponga negra.

Valora este truco

Únete a la comunidad de Gallina Blanca

Rellena este formulario y recibe en tu correo electrónico ideas de recetas para tus menús diarios, novedades de productos, promociones, contenidos exclusivos y mucho más. ¡No te pierdas nada!

Únete ahora y participa en este magnífico sorteo. Consulta las bases legales aquí.


 

 

 

*Campos obligatorios