Alcachofas apetecibles

Las alcachofas se ponen negras en seguida y eso no gusta a nadie. ¿La solución? Ponerlas en remojo con agua una vez peladas. Deberás añadir al líquido zumo de limón o troncos de perejil rotos. La vitamina C del limón o la A del perejil evitarán que se oxide la alcachofa y que se ponga negra.

Valora este truco