¿Cómo conseguir que al cocer las acelgas no me queden negras?

La forma de mantener la acelga (o las espinacas) con su color original es sencilla. Tendrías que poner a hervir agua con sal y dos cucharadas de vinagre blanco. Cuando esté hirviendo. añades las acelgas sólo durante un minuto y las sacas rápidamente. A continuación, las extiendes en un trapo seco y limpio, esperas a que se enfríen y, si no son para consumir en el momento, las puedes guardar con papel film (así te durarán hasta una semana con buen sabor, color y estado). ¡Que las disfrutes!