Guisantes al vapor con jamón

¿Te apetece una cena ligera y sin complicaciones? Pues aquí tienes una receta que te va a venir muy bien: guisantes al vapor con jamón. Fácil, rápida y sobre todo sana, ya que los guisantes se hacen al vapor.Ver más...

  • 20-40 min
  • Media
  • 4 personas

Ingredientes

Cómo hacer Guisantes al vapor con jamón

  • En una cazuela con el vino y el Caldo Casero de Verduras 100% Natural Gallina Blanca, pon los guisantes. Sazona con Avecrem, tapa la cacerola y deja hervir a fuego muy suave.

    PASO 1

    En una cazuela con el vino y el Caldo Casero de Verduras 100% Natural Gallina Blanca, pon los guisantes. Sazona con Avecrem, tapa la cacerola y deja hervir a fuego muy suave.

  • En una sartén con el aceite, rehoga el jamón, cortado a trocitos, pero procurando que no se dore. Añade el sofrito de cebolla, el Tomate Frito Gallina Blanca y el pimentón.

    PASO 2

    En una sartén con el aceite, rehoga el jamón, cortado a trocitos, pero procurando que no se dore. Añade el sofrito de cebolla, el Tomate Frito Gallina Blanca y el pimentón.

  • Una vez este el sofrito, pásalo a la cazuela de los guisantes y deja hervir lentamente durante unos 3 minutos más. Sirve caliente.

    PASO 3

    Una vez este el sofrito, pásalo a la cazuela de los guisantes y deja hervir lentamente durante unos 3 minutos más. Sirve caliente.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Guisantes al vapor con jamón

El Truco: aprovecha las vainas de los guisantes

Aunque esta receta se hace con guisantes congelados, también puedes comprarlos frescos y cocinarlos, así podrás disfrutar mucho más de su sabor y aroma. Cuando los peles no deseches las vainas, ya que son comestibles y tienen un delicado sabor. Eso sí recuerda limpiarlas bien antes de cocerlas. 

De platos sosos a sabrosos en un Chup, Chup

Descubre cómo enriquecer tus platos con Avecrem.

Comprar online

Este tipo de cocción respeta mucho a los alimentos conservando la mayor parte de sus propiedades.

Pero como esta legumbre por si sola puede ser algo insípida se cuece con un sustancioso sofrito de cebolla, tomate frito y taquitos de jamón rehogados. Como ves un plato que se hace con ingredientes económicos y muy habituales en tu despensa, así que no tendrás ni que ir a comprarlos. Disfruta de una comida sana y sabrosa. 

Aunque en esta receta los guisantes eran los auténticos protagonistas, por lo general, los encontramos servidos como acompañamiento que también están sensacionales. Por ejemplo, en unas albóndigas con guisantes, ¡buenísimos!