Montaditos de ensalada caprese

¿Te apetece una ensalada? ¿Qué tal una de las más conocidas de Italia? La ensalada caprese, con tomate y mozzarella, es sin duda una auténtica delicia. Pero vamos a darle un toque diferente, más nuestro, más sorprendente.Ver más...

  • < de 10 min
  • Fácil
  • 4 personas
Montaditos de ensalada caprese

Ingredientes

  • Con Avecrem, ¡triunfas!

Cómo hacer Montaditos de ensalada caprese

  • Escurre bien la mozzarella y córtala a rodajas. Lava los tomates y córtalos también a rodajas.

    PASO 1

    Escurre bien la mozzarella y córtala a rodajas. Lava los tomates y córtalos también a rodajas.

  • En un bol, mezcla el aceite con las hoja de albahaca bien picadas y la media pastilla de Avecrem 100% Natural 8 Verduras desemenuzada. Condimenta con el orégano, sal y pimienta y remueve con unas vari

    PASO 2

    En un bol, mezcla el aceite con las hoja de albahaca bien picadas y la media pastilla de Avecrem Verduras -30% de sal desemenuzada. Condimenta con el orégano, sal y pimienta y remueve con unas varillas.

  • Corta el pan en rebanadas prepara los montaditos: encima de cada rebanada pon una rodaja de mozarella y una de tomate. Aliña con el aceite aromatizado ¡y listo!

    PASO 3

    Corta el pan en rebanadas prepara los montaditos: encima de cada rebanada pon una rodaja de mozarella y una de tomate. Aliña con el aceite aromatizado ¡y listo!

Valora esta receta

Consejos para cocinar Montaditos de ensalada caprese

El Truco: para que no se humedezca el pan

Para que el pan de los montaditos no quede blando y húmedo puedes pasar una ligera capa de aceite antes de colocar el queso y el tomate. Así la rebanada de pan se hará impemeable y llena de sabor.

Caldo Casero de Pollo Gallina Blanca

Descubre nuestros Caldos Caseros Gallina Blanca

Comprar online

¿Preparada?

¡En montadito! Seguro que si te plantas en la mesa con estos montaditos de ensalada caprese, conseguirás disfrutar con toda la familia de un plato original y sorprendente. Además, es refrescante, de modo que tiene todo lo necesario para pasar el calor de las noches de verano o, por qué no, ¡disfrutarla todo el año!

Si utilizas mozzarella fresca, recuerda escurrirla muy bien para que no ablande demasiado el pan. Otra opción, es tostar un poco el pan para que quede con un toque más crujiente. ¡Que la disfrutes!