paella de conejo y pollo

(7)

¿Te apetece una paella con carne y verduritas? ¡Claro que sí! Esta receta de paella de conejo y pollo con guisantes, pimientos y alcachofas te va a encantar por lo fácil de preparar que es y lo deliciosa que queda. 

  • 40-60 min
  • Media
  • 4 personas

Ingredientes

  • Caldo Casero de Verduras 100% Natural

    100% natural, sabor casero

  • Tomate Frito

    100% natural con aceite de oliva virgen extra

Cómo hacer paella de conejo y pollo

  • Empezamos con el ajo. Primero quita ambos cabos del ajo y retira la piel fácilmente. Corta en tiras y luego gira y corta en cubitos. Reserva el ajo picado. Seguimos preparando la carne. Primero limpiamos y lavamos con un poco de agua la carne de pollo y conejo. Sécalas con papel absorbente de cocina y ve dejando los trocitos en un plato hondo. Añade la sal, el tomilllo, la pimienta, un poquito de aceite de oliva y los ajos picados. Dejamos reposar la carne en este adobo durante al menos una hora, si puede ser un poco más. Cuando ya haya pasado el tiempo de adobo, pon un poco de harina en un plato y enharina bien los trozos de conejo. Fríe los dos tipos de carne juntos y luego reserva.

  • Lavamos el pimiento rojo y los secamos. Clavamos el cuchillo de puntilla en la parte superior un par de veces, hacemos lo mismo en la parte de abajo. Lo frotamos bien con aceite y lo ponemos a cocer unos 10 minutos a potencia máxima del microondas. Les damos la vuelta y cocemos 10 minutos más a la misma temperatura. Retiramos el pimiento del microondas y lo dejamos enfriar un poquito antes de ponernos a pelarlos, quitarle las semillas y cortarlos a tiritas. Si prefieres, puedes hacer este proceso en el horno, de la forma tradicional. Asando los pimientos durante unos 20 minutos por cada lado. Cuando tengas las tiras de pimiento, añade sal y pimienta al gusto y reserva. Seguimos con el pimiento verde, lo lavamos y secamos igual que hemos hecho con el pimiento rojo, luego clavamos el cuchillo en la parte superior con un cuchillo de puntilla y rodeamos todo el copete para sacarlo. Con él, saltarán la mayoría de semillas, pero ahora vamos a abrirlo de arriba a abajo como un abanico y acabamos de limpiar los filamentos y semillas que hayan quedado en el interior. Corta en tiras y fríelas en abundante aceite. Retira del fuego y deja enfriar un poquito antes de quitarles la piel y salpimentar al gusto como con el pimiento rojo. Reserva de momento. Vamos a freír las alcachofas. Corta el cabo de la alcachofa y retira todas las hojas secas hasta llegar al corazón. Frota el corazón de alcachofa con limón y luego córtalo en 3 o 4 trozos pequeños. Fríe en aceite y retira cuando empiece a estar dorada. Añade sal al gusto.

  • Ahora que ya tenemos todos los ingredientes que vamos a añadir a la paella listos, vamos a empezar a unirlos y añadir el arroz. Prepara una paellera o una cazuela de barro con un poquito de aceite de oliva y empieza a dorar los ajos. Añade el tomate frito, las hebras de azafrán y rehoga un poquito. Añade la carne, los guisantes y el caldo. Cuece todo junto a fuego fuerte durante 5 minutos. Prueba el punto de sal y rectifica al gusto. Añade las alcachofas y deja cocer 10 minutos más antes de poner la tapa y dejar reposar unos minutos antes de servir.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Paella de conejo y pollo

A veces nos puede echar atrás preparar una paella porque necesitamos tener tiempo para estar en la cocina y preparar todos los ingredientes. Pero esta receta de paella de conejo y pollo te permite preparar la mayoría de ingredientes con antelación, así solo tendrás que poner a cocerlos con el arroz para conseguir una paella estupenda. Este truco es ideal para disfrutar de paella en un día de playa, así cuando llegues a casa ya tendrás medio trabajo hecho.

Truco destacado de la receta
Recetas variadas

Recetas para todos los días de la semana